Tocaba la batería en la calle hasta que un hombre le atacó con un hacha: estas son las impactantes imágenes

Su instrumento quedó totalmente destrozado por las embestidas del su atacante
Tocaba la batería en la calle hasta que un hombre le atacó con un hacha: estas son las impactantes imágenes

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa Loudwire, el batería californiano Andy Torres fue atacado, hace tan solo unos días, por un hombre con un hacha, que intentó destruir, sin piedad, su instrumento. Cuando el músico le plantó cara, el asaltante (entonces fuera de cámara) sacó un arma de fuego de su chaqueta.

Torres montaba cada día su pequeña batería al amanecer y al atardecer en una sección aislada del parque Todd Longshore, en el condado de Canyon, que está al noreste de Santa Clarita. Practicaba con una máscara y un disfraz, lo que, al parecer, no había provocado ninguna queja por ruido en el pasado.

“Vino de golpe. No avisó. No dijo que me quitara de su camino... Él sabía lo que iba a hacer. Por suerte me quité de en medio”, dice el batería de 36 años. “Me llevó muchísimo esfuerzo no lanzarme al tío, pero sabía que no podía hacerlo”, explica el músico, al que haber actuado de forma abrupta le podría haber costado la vida.

El hombre del hacha, cuya identidad no ha trascendido, cambió su tono de voz después de reparar en que su agresión estaba siendo grabada. Por suerte, Torres también fotografió el coche y la matrícula de su agresor.

"Después de atacar el equipo, se volvió hacia mí con el hacha y metió la mano en su chaqueta y sacó una pistola y me apuntó. Ahí fue cuando realmente perdí la cabeza", dijo el batería a la NBC de Los Ángeles. "Esa pequeña batería significa el mundo para mí", añadió Torres, que la recibió como regalo de sus compañeros cuando se convirtió en ciudadano legal de Estados Unidos.

Por suerte Torres está bien, aunque la herida psicológica sigue abierta: “No puedo dejar de pensar en ello y tengo que forzarme a parar. Sé que seguiré adelante, porque mira, sigo aquí”.

“No está rota”, dice Torres sobre su pequeña batería. “No la ha destruido. Tendrán que hacerlo mejor”.



Por el momento, el atacante no ha sido detenido por la policía.

RockFM