Tom Morello (Rage Against the Machine) desvela sus terribles experiencias con el acoso por parte de la policía americana y el KKK

Tom Morello (Rage Against the Machine) recuerda haber sido parado por la policía en varias ocasiones
Tom Morello (Rage Against the Machine) desvela sus terribles experiencias con el acoso rascista en EEUU

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva conversación con Dan Reynolds (Imagine Dragons) y Shea Diamond, Tom Morello (Rage Against the Machine) ha hablado sobre el racismo en Estados Unidos y se ha sincerado sobre sus peores experiencias con la policía norteamericana, afirmando que la intolerancia en Estados Unidos es "tan típica como el béisbol y la tarta de manzana".

El guitarrista ha explicado que fue parado por la policía en numerosas ocasiones antes y después de haber conseguido alcanzar el éxito con Rage Against the Machine.

"Cuando Rage Againt the Machine estaba en su punto álgido de fama y fortuna, fui detenido y esposado en el lateral de una carretera que atraviesa mi ciudad cuando estaba volviendo a casa de un bar local solo por estar vistiendo de negro", comienza explicando el músico. "En Los Ángeles, docenas de veces, me pararon mientras conducía para hacer tareas de la banda porque estaba montado en mi furgoneta conduciendo por Beverly Hills. '¿Por qué está un hombre de color de unos 30 años en este barrio?'. Hay un verdadero contexto de ruido para todos que lo hemos vivido y esto es algo que no puedes entender si no lo has vivido".

"Una parte curiosa de mi historia es que 'he cambiado de color' con el paso de los años. Lo que quiero decir es que, en la ciudad en la que crecí era la única persona de color. Hay gente que llegó a quemar una cruz en mi jardín (un signo típico del Ku Klux Klan) y mi madre, que era profesora de un instituto público, se tuvo que enfrentar a las peores cosas racistas que te puedas imaginar pintadas en su pizarra".

"Después comencé a estar en una banda popular cuyas canciones sonaban, casi siempre, en radios de rock orientadas para gente blanca y hay una gran parte de mi base de fans que no se lo puede creer cuando les digo que soy negro. Parece que no quieren escucharlo. Lo dudan y sale a la luz una vez al mes cuando, en Twitter o Instagram, digo algo sobre ser de color. Me contestan: '¡No eres negro!'. Te aseguro que el Ku Klux Klan del norte de Illinois piensa que lo soy".

"El tema racial es algo difícil de discutir en América porque el racismo en este país es tan típico como la tarta de manzana y el béisbol. Es algo intrínseco en el ADN de este país. Ese es el motivo por el que, cuando criticas el racismo, la gente se piensa que estás criticando América... porque son racistas. Todos los disturbios que ha habido con las estatuas son muy, muy duros porque hay muchos mitos sobre supremacistas blancos que están metidos en nuestra historia. George Whashington vendió a un hombre negro por un barril de melaza. Thomas Jefferson violó a una niña de 14 años, Sally Hemings, una persona que era de su propiedad y con la que tuvo varios hijos. Esos son los dos hombres que fundaron nuestro país y esa mierda es real".

"Es difícil decir que somos el mejor país de todos los tiempos, somos la patria de la libertad y los derechos humanos cuando tenemos esas semillas de terrible racismo en nuestro núcleo. Ese es uno de los motivos por el que ves racismo activo, el del Klan y los tipos de la bandera Confederada y el racismo reactivo, que es la gente que ha sido adiestrada para creer que están siendo amenazados por la verdad".

RockFM