La increíble historia del primer show de Tom Morello (RATM): así consiguió volver loco al público siendo un "guitarrista de m*****"

El guitarrista de Rage Against the Machine no sabía ni cómo afinar su instrumento
Tom Morello (RATM): así volvió loco al público de su primer concierto siendo un "guitarrista de m*****"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con The Howard Stern Show, el guitarrista de Rage Against the Machine, Tom Morello, ha recordado cómo fueron los primeros pasos de su carrera musical, tocando en una banda llamada Electric Sheep, en la que también estaba Adam Jones (Tool) al bajo. Este último ha afirmado, en varias ocasiones, que Morello era "un guitarrista de mierda" en aquel momento. Eso ha provocado que Tom haya explicado los motivos detrás de aquella afirmación.

"Era un guitarrista de mierda, no es ninguna broma. El Club de Teatro del insituto de Libertyville era mi mundo en aquel momento, así que entré y, aunque no sabía cómo tocar un acorde en la guitarra, no sabía tocar ni una nota, anuncié que iba a formar una banda de punk y que yo iba a ser el guitarrista. 'Si queréis entrar, levantad la mano. No hace falta tener experiencia'".

"El caso es que un par de personas dijeron que querían entrar y, así, montamos una banda. En mi instituto había tres bandas, y nosotros teníamos la peor. La primera se llamaba Desitny, los tíos más guapos del instituto con los mejores pelos del lugar, que tocaban temas de REO Speedwagon y de Styx. Las chicas estaban entusiasmadas con ellos".

"Después, estaban Epitaph, que no tocaban cancioncitas suaves. Hacían versiones de Black Sabbath y fumaban marihuana. Les temíamos pero les respetábamos. Y, por último, estaba mi banda, la del club de teatro, Electric Sheep. Éramos Adam Jones y yo".

"Hubo un show escolar en el que las bandas podían tocar y, para los ensayos del concierto, los chios de Destiny se sentaron ahí como jukebox humanas. Le hacían tilín a todas las chicas que nos gustaban en el instituto, gritaban las canciones y podían haberlas tocado todas mientras la gente se desvanecía por ellos todo el rato".

"Adam y yo no podíamos afinar nuestras malditas guitarras, ni siquiera sabíamos hacer eso. Así que, llegó la noche del concierto y se suponía que íbamos a tocar 'Born to Be Wild' de Steppenwolf. Habíamos practicado el tema durante meses y aún no nos salía bien. Por supuesto, Destiny salió al escenario y comenzaron a tocar Crosby, Stills & Nash y todo el mundo, como te decía, se desmayó".

"Nosotros salimos en subidos en una plataforma. Nada más comenzar, el teclista dio mal el primer acorde y el bajista tocó la nota equivocada. Yo, por supuesto, estaba desafinado, porque nunca había aprendido cómo afinar mi guitarra. Fue un mal comienzo para mi carrera, pero me permitió tener algo de conocimientos en el campo de batalla".

"El caso es que estábamos ahí, subidos, y yo pensé: 'Esto está marchando mal'. Así que, cuando llegó el estribillo, pegué un salto desde la plataforma y todo el puto mundo se volvió loco en el auditorio. No sonábamos bien pero, de repente, el rock and roll estaba sucediendo".

"Lo sentí, fue como oler la sangre en el agua. Entonces, comencé a rockear y la gente se volvió loca. Acabamos la canción y puedo decir que, aquella noche, destrozamos a Destiny. Desde aquel día, me di cuenta de que esto es lo que quería hacer".

RockFM