Tom Morello (Rage Against the Machine) cuenta la terrorífica historia de cómo conoció Chris Cornell (Soundgarden)

El guitarrista y el vocalista militaron juntos en Audioslave entre 2001 y 2007, pero su primera impresión de él fue casi "de pesadilla"
Tom Morello (RATM) cuenta la terrorífica historia de cómo conoció Chris Cornell (Soundgarden)

Tiempo de lectura: 2’

Durante una nueva entrevista para Q en la CBC, el guitarrista de Rage Against the Machine, Tom Morello, ha hablado sobre el que fuera su compañero en Audioslave, Chris Cornell, más conocido como el legendario frontman de Soungarden, quien se quitó la vida en 2017. El guitarrista ha explicado cómo era el frontman "en la vida real".

"Era una especie de mito. Déjame que te lo diga, en la vida real era un tipo envuelto en un aire realmente mítico. Nunca he dejado de ser fan de Chris. Era mi amigo y mi compañero de banda, pero era un tipo de lo más misterioso".

"Te voy a contar, brevemente, cómo nos conocimos. Ya nos habíamos cruzado con Chris en varios conciertos y quizás en alguna barbacoa o algo así. Recuerdo que hacía poco, Tim Commerford, Brad Wilk y yo habíamos hablado con el productor Rick Rubin".

"Era nuestro amigo y sabíamos que iba a ayudarnos con nuestro disco o lo que fuera. El caso es que Rick y yo acabamos yendo a la casa de Chris, que estaba viviendo en Ojai, a una hora y media al norte de Los Ángeles. El cielo estaba negro y había una niebla densa, casi como si estuviéramos en Transilvania".

"Por supuesto, Chris vivía en uno de esos solitarios castillos al estilo español, el último de todos situado en el monte lo más alejado posible de la civilización. Total, que llegamos a la puerta, hay algunas motos por ahí y un largo pasillo. Rick y yo estábamos en mi furgoneta mirando todo el percal".

"Las puertas se abrieron al estilo de la Familia Adams, solas, sin nadie que las abriera. Y, al rato, ahí aparece Chris, delgaducho y con su 1,86 de altura, bajando lenta y torpemente por las escaleras... Justo entonces, Rick se giró, me miró y me dijo, '¡Salgamos de aquí echando leches!' (risas). Sentimos que nuestras almas estaban en peligro".

"Desde luego, había algo en Chris, creo que una parte importante de su genialidad artística, que estaba entrelazada con esos demonios, que llevaban con él desde que era pequeño. Podías sentir eso en su música, en sus letras y en su vida. Había rincones de todo aquello a los que jamás pude acceder".

"Supongo que lo bueno es que todos esos recuerdos están grabados, y que hizo mucha música realmente buena que podremos disfrutar para siempre. Pienso en él cada día, de verdad, cada día de mi vida".

RockFM