Tony Iommi (Black Sabbath) cómo Bill Ward "huyó" de la banda: "Se montó en su bus y se largó"

El aquel entonces batería de Black Sabbath dejó la banda sin previo aviso
Tony Iommi (Black Sabbath) cómo Bill Ward "huyó" de la banda: "Se montó en su bus y se largó"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Ultimate Classic Rock, el legendario guitarrista de Black Sabbath, Tony Iommi, ha recordado cómo fue la salida de Bill Ward, entonces batería del conjunto, de la banda, sin previo aviso ni ningún tipo de conversación entre medias.

"Una vez reclutamos a Ronnie y grabamos 'Heaven and Hell', salimos de gira para presentar el disco. Teníamos un tour en Denver y Bill se fue sin más. Simplemente se montó en su bus y se largó. Me quedé de piedra, porque conocía Bill mucho antes que al resto, en realidad".

"Toqué con Bill durante dos o tres años antes de que nos juntáramos con Ozzy Osbourne y Geezer Butler. Fue un shock enorme. Bill había llegado a un punto en el que estaba bebiendo demasiado y ya no era feliz. Para él, la idea era escapar de todo esto".

"Pensamos que volvería, y, en cierto punto, por supuesto, lo hizo para grabar 'Born Again' en 1983. Sin embargo, en 1984, se volvió a marchar. Comenzó a beber de nuevo, así que fue muy difícil".

Su sustituto fue Vinny Appice, batería que acabaría tocando más, tarde en Dio. Sin embargo, a Iommi, en un principio, no le terminó de convencer.

"Traer a Vinny fue otro momento que me impresionó, me volví a quedar de piedra. Te voy a ser sincero: no había tocado, desde hacía muchos, muchos años, con otro batería. Bill lo sabía todo y nos habíamos seguido mutuamente, pero traer a Vinny fue incorporar a un batería con otro estilo. Le hicimos una prueba en Los Ángeles y, dos o tres días después, tocamos en un festival nada más y nada menos que en Hawaii".

"Vinny estaba confiado, recuerdo que dijo: 'Todo irá bien. He anotado detalles de todas las canciones y de las partes en las que haremos esto y lo otro'. Yo, sin embargo, no me fiaba de él. Llegó el día del concierto y recuerdo que no dejaba de andar de un lado para otro, nervioso. Ronnie me dijo: '¡No te preocupes! Deja de preocuparte Todo va a salir bien, no va a pasar nada malo'. No dejaba de intentar tranquilizarme".

"Total, que salimos al escenario y aparece un pequeño kit de batería en la enorme plataforma de Bill. Lucía ridículo, parecía una batería de juguete. Por supuesto, era la de Vinny. Y pensé: '¡No vas a ser capaz ni de escucharte a ti mismo!'. Sin embargo, las cosas como son, hizo un gran trabajo y dio un gran concierto".

"Lo único que pasó fue que comenzó a llover y a Vinny se le mojaron todos sus apuntes. Fue como: ¡Oh, no! ¿Qué más nos puede pasar, dios mío?'. Sin embargo, conseguimos hacerlo y Vinny hizo un gran trabajo. De aquel punto en adelante, entendió el ritmo de trabajo que llevábamos".

"Al principio, solíamos hablar entre nosotros, y todos estábamos acostumbrados a nuestros accentos. Vinny, sin embargo, no entendía nada de lo que decíamos. Era gracioso, le solía preguntar a Ronnie para que le tradujese lo que estábamos diciendo. Ronnie se lo explicaba. Fue una curva de aprendizaje para todos nosotros y, por supuesto, para el momento en el que volvimos a salir de gira, Vinny estaba tocando de forma espectacular".

RockFM