Tony Iommi (Black Sabbath) desvela su emocionante historia de amistad con Eddie Van Halen

El guitarrista de Black Sabbath recuerda a la leyenda de Van Halen
Tony Iommi (Black Sabbath) desvela la historia de su emocionante historia de amistad con Eddie Van Halen

Tiempo de lectura: 3’

Durante una nueva entrevista para la Rolling Stone, el guitarrista de Black Sabbath, Tony Iommi, ha dado su opinión sobre Eddie Van Halen, el legendario hacha que nos dejó el pasado 6 de octubre tras una batalla contra el cáncer.

Lo primero que recordó Iommi fue cómo conoció a Eddie Van Halen y su primera impresión de él: "No recuerdo si primero escuché un disco suyo o le vi en directo. Supongo que fue el disco, sabiendo que iban a abrir para nosotros. Dios mío, era un guitarrista increíble".

"Nunca había escuchado nada así. ¿Qué era aquello? El fue el primero en hacer música de aquella manera. Como banda, estaban muy vivos y eran muy frescos. Eran buenísimos".

"Ed era un tipo encantador. Nos conocimos mejor en aquella gira. Solía venir a mi cuarto muchas noches después del show. O yo también me pasaba por el suyo y nos sentábamos a hablar".

"Solíamos pasarlo muy bien juntos. Nos sinceramos mucho el uno con el otro".

¿Y sobre qué solían hablar? Tony se lo ha pensado un par de veces antes de desvelarlo: "¿De verdad quieres saberlo? No voy a decir nada de eso", ha dicho el músico, antes de guardar un largo silencio.

"En realidad solíamos hablar, sobre todo, sobre guitarras, amplificadores, sonidos y música. Pero nos vimos tantas veces que acabamos hablando de muchas cosas distintas, igual que tú lo harías con tus amigos".

Lo cierto es que tocar con Van Halen en aquella gira no debía ser fácil, puesto que la banda lo hacía tan bien que era difícil salir al escenario después de ellos: "Eran muy buenos. Tenían mucha energía. Piensa que tienes a David Lee Roth, que está dando saltos en el aire y haciendo Dios sabe qué mas".

"Solían correr por el escenario, por supuesto, eran lo opuesto a nosotros, que nos quedábamos en el mismo lugar desde que salíamos. Eran una banda muy, muy buena. Sabía que iban a triunfar. No había dudas. Consiguieron hacer algo que nadie más era capaz de hacer en aquel momento".

¿Llegaron a tocar juntos en aquel tour? Tony Iommi ha admitido que sí: "Creo que un par de veces, aunque casi siempre era antes de los shows. Normalmente, cuando acabábamos, volvíamos al hotel y nos veíamos en nuestros cuartos para charlar. No solíamos tocar".

"Creo que tocamos dos o tres veces en aquel tour. Nos llevábamos muy bien, Bill solía charlar con Alex y yo me quedaba con Eddie. Siempre estuve muy unido a Van Halen".

"Su forma de tocar era única. Cuando salía y tocaba, lo hacía con un estilo que nunca había escuchado antes y que me dejó completamente impresionado. Era muy bueno. Además, nunca miró atrás, siempre iba hacia adelante y no paraba de mejorar. Según pasaron los años, consiguió desarrollar aún más su técnica".

"Lo que me gusta de Eddie es que siempre fue un inventor. Siempre quería sacar algo nuevo. Trabajó muy duro para desarrollar sus propios amplificadores. También solía trabajar en sus propias guitarras lo mejor que podía para adaptarlas a él. Siempre innovó con muchas cosas".

¿Y cómo continuó la amistad entre Iommi y Van Halen tras aquel tour?

"No nos habíamos visto en bastante tiempo y, poco después, nos volvimos a encontrar en Los Ángeles, creo que en una gala de premios y retomamos el contacto. Le llamaba o me llamaba y conseguíamos vernos".

"Siempre que iba a Los Ángeles le llamaba y quedábamos con nuestras esposas para ir a cenar. Era genial. Por supuesto, con todo esto de la COVID no pude volver a la ciudad, así que estuvimos en contacto por email, pero fue muy duro".

"Me mandó un mensaje justo antes de que le ingresaran en el hospital. Me contó lo de su garganta. Sin embargo, él no ha estuvo bien durante mucho tiempo. Me parece que es admirable la manera en la que se las arregló para luchar durante tantos años. Me maravilla la manera en la que fue capaz de gestionar su situación".​

RockFM