Tony Iommi (Black Sabbath) recuerda cómo echó a Madonna de un ensayo y tocar "de resaca" en el Live Aid

El que fuera guitarrista de Black Sabbath recuerda su accidente con Madonna y la terrible resaca de la actuación en el Live Aid
Tony Iommi (Black Sabbath) recuerda cómo echó a Madonna de un ensayo y tocar "de resaca" en el Live Aid

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con SiriusXM, Tony Iommi, quien fuera guitarrista de Black Sabbath, ha recordado cómo fueron los ensayos previos al Live Aid y la fatídica resaca que llevaba el día en el que la banda se reunió para volver a tocar sobre el escenario. Sin embargo, lo más destacado de todo fue que el músico tuvo, durante aquellos días, un choque con la diva del pop, Madonna, a la que echó de un ensayo por error.

"Fue un poco desastre, la verdad. Nos habían reservado un cuarto para ensayar. Comenzamos a hacerlo pero acabamos hablando sobre los viejos tiempos, así que la mayor parte de aquella sesión fue estar de palique", recuerda el guitarrista.

"Y en el momento en el que ensayamos, fue en una sesión cerrada. Pasamos un momento realmente vergonzoso, siendo sinceros, porque vi a dos chicas entrar y quedarse en la parte de atrás de la sala de ensayos. Entonces le dije a un miembro de nuestro equipo: 'Mira, hay gente entrando, ya sabes lo que hacer, ya les puedes ir diciendo que se marchen, porque este es un ensayo privado'".

"Entonces, él fue hacia ellas y se lo dijo. Resulta que una de ellas era Madonna. Fue algo embarazoso. Pero bueno, el caso es que ensayamos y volvimos al hotel", narra.

Sin embargo, las desventuras y la juerga no terminaron ahí, sino que la fiesta siguió fuera de la sala de ensayo y dentro de los bares: "La noche de antes del show, volvimos al hotel y, por supuesto, todos acabamos en el bar y aquello fue otro desastre porque nos pasamos un poquito con las copas", cuenta Iommi. "Y al día siguiente, por supuesto, tenía una terrible resaca cuando nos subimos al escenario".

El entrevistador, entonces, le recordó q ue la banda, para colmo salió con el sol en pleno apogeo y un calor infernal, lo cual no ayudaba con la resaca: "Claro. Quiero decir, no nos esperábamos salir tan pronto, pero, por supuesto, lo hicimos. Y, como te digo, no me sentía exactamente el rey del mundo, creo que ninguno de nosotros lo hacíamos".

Por último, el guitarrista reveló que Black Sabbath no estaban solos aquella noche: "Nos sentamos en el bar con Judas Priest y estuvimos muchísimo tiempo hablando porque no nos habíamos visto en mucho tiempo. Al final todos nos pusimos a contar batallitas sobre los viejos tiempos y demás porque somos de la misma ciudad".

RockFM