Tony Iommi habla sobre los sucesos "paranormales" en Black Sabbath: "Sé que suena ridículo"

El guitarrista de Black Sabbath recuerda la extraña sensación que tenía en los primeros días con el conjunto
Tony Iommi habla sobre los sucesos "paranormales" en Black Sabbath: "Sé que suena ridículo"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Mojo Magazine, Tony Iommi, guitarrista de Black Sabbath ha desvelado la historia de los momentos más "raros" y "paranormales" de los primeros días de la banda. Aunque el músico admite que suena "ridículo" hablar de ello ahora, el músico afirma que, cuando el legendario conjunto inglés estaba dando sus primeros pasos, siempre sintió, junto a ellos, una insólita presencia.

"Siempre sentimos que, en la banda, había como un quinto miembro que nos guiaba. Sé que suena ridículo hablar de ello ahora, pero siempre hemos sentido que había alguien que nos miraba y nos guiaba".

"Sólo sentíamos esta presencia cuando estábamos todos juntos. Era algo a lo que nos referíamos como quinto miembro o como el ente fuera de nuestros cuerpos, que cuidaba de nosotros", admite ahora el guitarrista. "Estábamos muy unidos como banda, vivíamos juntos, el dinero que teníamos era de todos. Al final, compartimos tantas cosas que casi nos convertimos en un único ente y este quinto miembro nos parecía muy real y estaba ahí para nostros".

"Nos pasaban cosas que, la verdad, eran bastante raras. Por ejemplo, estábamos en la furgoneta, uno de nosotros miraba por la ventana y decía, 'Oh, mira, hay un sitio de fish and chips ahí'. Nada más decirlo, las luces del sitio se apagaban. De verdad, nos pasaban cosas muy extrañas en aquellos días".

Recuerda que Black Sabbath se encuentra promocionando la edición especial de 50º aniversario de su legendario 'Paranoid', segundo trabajo de la banda y uno de los más celebrados por los fans.

Hace algunos meses, Iommi insinuó que no le importaría que Black Sabbath volviera a emprender una última aventura sobre el escenario: "Creo que estaría muy bien si pudiérmos hacerlo. Lo duro es que con Sabbath, al ser algo tan grande, no podemos hacer solo un show ocasional. Hay que contratar a un equipo, tienes que preparar un escenario y toda la parafernalia. Tendríamos que llevar a cabo un tour de un año o de 18 meses... No me opongo a nada, simplemente ahora lo haría de forma diferente".

.

RockFM