Travis Baker (Blink 182) y el accidente de avión que casi le cuesta la vida: "Me ayudó a dejar las drogas"

Este suceso se cobró la vida de los dos pilotos, de su asistente Chris Baker y de su guardia de seguridad 'Che'
Baker (Blink 182) habla sobre el accidente de avión que casi le cuesta la vida: "Me ayudó a dejar las drogas"

Tiempo de lectura: 2’

Hay cosas que te cambian la vida por completo. Y, a veces, aunque lo que te pase es un suceso desagradable, puede convertirse en lo mejor que te ha pasado.

Un ejemplo nos lo trae NME con Travis Barker, batería de Blink-182, quien sufrió un accidente aéreo en el año 2008.

El batería estaba de viaje volviendo de una actuación en Carolina del Sur cuando los neumáticos de su avión explotaron durante el despegue. El avión prendió en llamas después de patinar durante unos metros por una carretera. El accidente se cobró la vida de los dos pilotos, el asistente de Barker, Chris Baker y el guardia de seguridad Chris 'Che' Still.

El rockero sufrió quemaduras de tercer grado en el 65% de su cuerpo y pasó tres meses en el hospital. Allí fue sometido a 26 cirugías.

Más tarde, fue capaz de hablar de ello. Le dijo a Men's Health lo siguiente: “No podía caminar por la calle. Si veía un avión en el cielo, estaba seguro de que se iba a estrellar y simplemente no quería verlo”.

Barker explicó que antes del accidente solía fumar cantidades excesivas de marihuana y tenía una grave adicción a los analgésicos, lo que le hizo desarrollar osteoporosis. Cuenta que, cuando salió del hospital, tiró todas sus drogas por el retrete.

“La gente siempre me pregunta '¿Fuiste a rehabilitación?' Y yo digo 'No, estuve en un accidente de avión'. Esa fue mi rehabilitación. ¿Perder a tres de tus amigos y casi morir? Esa fue mi llamada de atención. Si no hubiera tenido ese accidente, probablemente nunca hubiera renunciado a las drogas".

Han pasado casi trece años desde que tuvo lugar el accidente y Barker aún no es capaz de coger un avión. “Si lo hago y los ángeles del cielo me ayudan en mis viajes y me mantienen a salvo, me gustaría poder decirles a mis hijos ‘Acabo de volar para ir allí y para volver a casa y todo fue bien”.



RockFM