El triste final de "la reina del punk underground": "Para mí la mayor parte del mundo no tiene sentido"

Se cumplen 24 años de la muerte de Wendy O. Williams, que se suicidó cuando solo tenía 49 años
El triste final de "la reina del punk underground": "Para mí la mayor parte del mundo no tiene sentido"

Tiempo de lectura: 2’

Ayer, 5 de abril, se cumplían 28 años del día en el que Kurt Cobain decidió quitarse la vida dejando una carta de despedida junto a su cuerpo. Un día después, pero del año 1998, se daba la misma escena con Wendy O. Williams, o como era conocida por muchos, "la reina del punk". Wendy, líder de la banda de punk Plasmatics, era todo lo que entraba dentro del shock rock, una persona que en el escenario era muy extravagante, con shows muy chocantes como dedicarse a romper guitarras con una sierra mecánica. Pero todo esto era un papel, ya que cuando se bajaba del escenario era todo lo contrario.

Cuando Wendy desenchufaba el micrófono era una persona tranquila, que vivía de forma saludable, apoyaba muchos movimientos que luchaban por el medioambiente, abogaba por la protección animal... También llevaba una vida tranquila y cómoda, pero nada de eso influyó en una fuerte depresión que llevo a que la artista se quitara la vida el 6 de abril de 1998.

Después de una larga carrera, Wendy decidió irse a un pueblo rural de Connecticut cuando ya tenía 40 años porque "estaba muy harta de la gente". Ya intentó quitarse la vida en 1993, pero al quedarse en intento pareció ser un cambio en su vida y ver que podía salir del pozo en el que se encontraba, pero 5 años más tarde no pudo superar esa depresión. Diagnosticar una enfermedad y encontrar cuál es la principal cuausa no es fácil, pero ella misma contó en varias ocasiones que odiaba su vida, la edad en la que estaba, como se veía en el espejo... odiaba todo.

Por eso, cuando se cumplían 4 años y un día de la muerte de Kurt Cobain, el cuerpo de Wendy fue encontrado junto a esta carta: "El acto de quitarme la vida no es algo que haga sin meditarlo mucho. No creo que la gente deba matarse sin una reflexión profunda y durante un período considerable de tiempo. Creo firmemente, sin embargo, que el derecho de hacerlo es uno de los fundamentales que cualquier persona en una sociedad libre, debería tener. Para mí la mayor parte del mundo no tiene sentido, pero mis sentimientos sobre lo que estoy haciendo suenan alto y claro en mi oído interno, en un lugar donde no hay ego, sólo calma. Siempre con amor, Wendy"

RockFM