La última “juez” de Jason Newsted antes de entrar a Metallica, la madre de Cliff Burton: “Jamás lo olvidaré"

El reemplazo del difunto bajista de Metallica tuvo que recibir la aprobación de sus padres tras incorporarse a la banda
La última “juez” de Jason Newsted antes de entrar a Metallica, la madre de Cliff Burton: “Jamás lo olvidaré"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con la revista Metal Hammer (vía Loudersound), el que fuera bajista de Metallica, Jason Newsted, ha recordado cómo fue su emotivo encuentro con la madre de Cliff Burton, su difunto predecesor en Metallica.

Para Newsted, que solo tenía, por aquel entonces, 23 años, fue un honor poder dar el salto de su banda, Flotsam and Jetsam, a Metallica, después de pasar una dura audición para llenar el hueco que había dejado Burton tras su trágico fallecimiento en 27 de septiembre de 1986. “Solo el poder estar entre ellos fue muy especial”, recuerda ahora el bajista.

Cuando, en otoño de 1986, Jason fue llamado a filas para hacer su audición para entrar en Metallica, iba mentalizado y preparado para llevase el puesto: “Fui confiado y totalmente preparado”, recuerda ahora. De hecho, el bajista fue el último en probar con James Hetfield, Lars Ulrich y Kirk Hammett, superando sin problemas el listón que habían dejado los otros candidatos. De hecho, a penas tuvo tiempo de volver a su casa en Phoenix, Arizona, antes de que Ulrich le llamara para volver a California para pasar una última prueba.

“Aquella tarde fue la tercera que toqué con los chicos, creo que me quedé a dormir en San Francisco por primera vez”, recuerda Newsted. “Aquella tercera noche, trajeron a 'los sabios' para que nos dieran su bendición. Ahí estaban Torben Ulrich, los Burton, un par de miembros del equipo... gente que había estado ahí desde el principio. Tocamos seis temas: 'Master of Puppets', 'Fade to Black', 'For Whom The Bell Tolls'... ¡las obras maestras! Me restaba recomponiendo durante un seguro, dejando el bajo, apagando el amplificador de Clif -¡estaba tocando el puto ampli de Cliff!- y Jan Burton, la madre de Cliff, viene al cuarto, me agarra y me llama la atención. Me dijo: 'Gran trabajo, hijo' y me quedé como '¡Oh, joder!'. Me aceptó, y me pareció que había pasado un rato cuando me dijo: 'Eres tú, tienes que ser tú. Por favor, ten cuidado, te queremos', y me dio un beso. Eso pasó hace 35 años y nunca, jamás lo olvidaré”.

RockFM