El único batería que provoca que Lars Ulrich (Metallica) "flipe": “Este chaval es increíble”

Sorprender a Lars Ulrich no es fácil, pero este batería consiguió ganarse el respeto del titán de Metallica
El único batería que provoca que Lars Ulrich (Metallica) "flipe": “Este chaval es increíble”

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con RadioactiveMike Z (vía Blabbermouth.net), el cantante de Sepultura, Derrick Green, se ha sincerado sobre cómo fue el encuentro de la banda con los componentes de Metallica, afirmando que el batería de la banda, Eloy Casagrande, provocó que Lars Ulrich “flipara”.

“Dimos una gira con ellos por Latinoamérica, lo cual fue fenomenal. Creo que estaban pasando por muchas cosas en aquel momento, tenían muchos problemas y cosas así, así que no hablamos mucho con ellos”, recuerda Green.

“Sin embargo, tiempo después, dimos algunos conciertos con ellos en Brasil y creo que estaban en un momento mejor. La experiencia fue fantástica. Estaban pasando el rato y James Hetfield o Kirk Hammett venían a nuestro camerino -todos ellos- también Robert Trujillo. Siempre fueron amistosos y geniales. Pudimos tocar con ellos alguna vez más, como en el Rock In Rio de Portugal. Ahí es cuando fichamos a nuestro, supongo que puedes decir que nuevo batería en aquel momento, Eloy Casagrande, que está con nosotros ahora. Y Lars Ulrich estaba flipando con él, viéndole tocar. 'Tío, este chaval es increíble'. Fue un momento maravilloso pasando el rato con ellos. Nos invitaron a cenar después del espectáculo. Y ha seguido creciendo. Desde entonces, cada vez que les vemos, es mejor y mejor. Es genial salir de gira con ellos, tienen un equipo genial. Su profesionalidad es formidable. Es increíble como funciona esa máquina. Me encantan. Son tipos maravillosos y me hace feliz ver lo bien que les va”.

Casagrande se unió a Sepultura en 2011, sustituyendo a Jean Dolabella.

Las críticas a las habilidades de Lars Ulrich a la batería

En noviembre de 2020, Lars Ulrch se sinceró sobre los comentarios negativos que hacen sobre el sus detractores, entre ellos los que se refieren a él como "un batería de mierda".

"Mira, al contrario que hace años, no leo ninguna de las entrevistas que hacen mis otros compañeros. Hace 20 o 30 años, me sentaba y me leída cada jodida página de la Kerrang o de la Circus y veía qué era lo que se comentaba y lo que decían mis compañeros. Me preocupaba la opinión de James y todo eso. Ahora, es todo lo contrario. Para ser sinceros, no leo, realmente, lo que la gente dice de Metallica", comentó.

"Tengo que reconocer que, ocasionalmente, cada seis meses o así, me resulta divertido meterme en la sección en la que todos los 'trolls' me insultan porque es bastante ridículo, pero no es algo que haga regularmente a estas alturas".

"Hace 20 años, hubiera sido como: 'Oh dios, alguien ha dicho algo malo de mí' o 'Esa persona ha dejado un comentario feo', cosas así. Ahora, todo eso ya no significa nada para mí".

"Soy literalmente inmune a todo ese odio. He hecho varias entrevistas en las que, a veces, el periodista es fan de Metallica y dicen: 'Cuando la gente dice que Lars Ulrich es un batería de mierda, te defiendo'. Eso está guay, pero la realidad es que, 20 o 30 años después, a nadie le va a importar".

"Estoy cómodo con quien soy y con lo que es Metallica. Estoy contento con el lugar en el que estamos. Tengo una esposa increíble, tres hijos maravillosos, a mi padre y a Molly, amigos increíbles y un montón de cosas muy chulas. Todo está bien, No tengo nada que demostrar, así que todo ese odio no me afecta en absoluto".

RockFM