Uno de los roadies de Guns N' Roses desvela el absurdo motivo por el que Axl Rose le despidió

Axl Rose se puede enfadar fácilmente, y él lo vivió en primera persona
Uno de los roadies de Guns N' Roses desvela el absurdo motivo por el que Axl Rose le despidió

Tiempo de lectura: 2’

Durante una entrevista en el podcast The Appetite for Distorsion, uno de los antiguos roadies de Guns N' Roses, Joel Miller, ha explicado cómo fue su experiencia con la banda californiana y ha desvelado el absurdo motivo por que el que Axl Rose le acabó despidiendo. Cabe destacar que Joel está promocionando un libro llamado 'Memoir of a Roadie: Axl said I made a great cup of tea... Scott Weiland liked The Carpenters... & Ozzy drinks rosé', en el que habla sobre su experiencia

"Le solía decir a la gente que Guns N' Roses era mi Led Zeppelin, pero no es verdad. Guns N' Roses son mis Guns N' Roses. Soy adulto y me siento cómodo diciéndolo. Recuerdo cogerme de los pelos -cuando aún tenía pelo- y no poder creerme que estuviera a punto de trabajar para Guns N' Roses".

"Mi sueño se hizo realidad. Me senté en un estudio a verles tocar y no podía dejar de quedarme boquiabierto con su talento, y mira que he conocido a muchos rockeros y he estado en muchos programas de radio, donde he conocido a mucha gente".

"He conocido a Ozzy y a mucha más gente que me pareció increíble. Axl, por algún motivo, está un escalón por encima para mí y creo que siempre le he admirado más que al resto a nivel musical. He estuchado algunas historias horrible de cómo Axl puede ser una persona con la que es imposible lidia, pero no sé, para mí es un tío majo. Cuando tocaba... recuerdo verle durante la etapa del 'Chinese Democracy' y miraba a la gente como diciéndoles: 'Que os den, esperad hasta que salga al escenario'".

"Después, tras tocar unas pocas canciones, entendías el motivo de esa mirada. Al final a la gente le merecía la pena esperar durante horas. Por mi parte, en aquella época no pensaba mucho en los inconvenientes. Era un trabajo y él me pagaba. Si no quería trabajar para él, solo tenía que dejarlo. Quizás por eso nunca tuve problemas con él, en realidad".

"Siempre tuve el mayor respeto posible por él y nunca deje de ser un fan, apreciando cada oportunidad. Y llegaban, de verdad que llegaban. Me encantaba poder verles tocar cada noche", explica.

Sin embargo, Axl Rose acabó prescindiendo del roadie por un absurdo motivo: "Axl se enfadó conmigo y me despidió una vez. Pero bueno, a todo el mundo le han despedido en alguna ocasión. Llamó al estudio y yo era una de las pocas personas que estaban allí, así que cogí el teléfono".

"No podía escucharle porque la banda estaba tocando, él intentaba hablar, pero yo no sabía quien era, nunca lo supe. Entonces, uno de los otros miembros de la banda me dijo: 'Tío, cuelga ya el maldito teléfono'".

"Así que colgué y alguien me dijo, 'Ese era Axl al teléfono, le has enfadado mucho'. Y yo no dejaba de pensar que por qué narices lo había cogido. Me dijeron: 'Está muy enfadado. Te va a despedir. No vengas a trabajar mañana y ya se olvidará del asunto'. Quizás me despidió, quizás no, jamás lo sabré porque estoy seguro de que no se acuerda de aquello".

"Al final, Axl me despidió y yo voy y pongo su nombre en el título de mi libro".

RockFM