La verdadera historia del logo y portadas de AC/DC por fin ve la luz

Bob Defrin, el responsable de las portadas y el logo de AC/DC habla sobre su origen
La verdadera historia del logo y portadas de AC/DC por fin ve la luz

Tiempo de lectura: 3’

Si alguna vez te has preguntado de dónde viene el logo de AC/DC o los motivos de sus portadas, con Angus Young luciendo su Gibson, siendo electrocutado o caracterizado como un diablillo, ahora, por fin, tienes tu respuesta. Bob Defrin, el responsable de todas estas emblemáticas imágenes, ha hablado sobre estas portadas en un nuevo capítulo del podcast 'AC/DC Beyond The Thunder', que ha estrenado hace poco su segunda temporada. Sin embargo, el trabajo de Defrin no acaba con la banda australiana.

En la década de los '70, Defrin se convirtió en el hombre de referencia a la hora de preparar las portadas de los grandes artistas de Atlantic Records, desde Eric Clapton hasta Aretha Franklin pasando por Foreigner. Sin embargo, poco después, llegó AC/DC, que tenía una estética más parecida a la de unos dibujos animados que a la de una banda de rock. Por eso, después de escuchar a aquellos casi desconocidos rockeros, Defrin decidió que sus portadas "tenían que ser como la música. Llega, te golpea en la cabeza y se va. Eso es lo que deberían hacer sus portdas".

En este episodio, Defrin ha hablado de todos y cada uno de sus diseños para AC/DC. El primero que le fue encargado fue 'Let There Be Rock', en el que, además, el artista también se encargó de diseñar un nuevo logo para la banda. Lo que él no sabía aún, es que estaba a punto de diseñar una de las imágenes más reconocibles de la historia contemporánea. "Debería haber firmado un contrato de derechos de autor en aquel trabajo", bromea.

Su trabajo fue tan bueno que la banda siguió contando con él para todas sus portadas, desde clásicos de los '70 'Powerage', 'If You Want Blood (You've Got It)' y 'Highway to Hell' hasta otros exitosos trabajos de los '90 como 'The Razors Edge' y 'Ballbreaker'. Su relación con los hermanos Young, por otra parte, fue de lo más fructífera, todos se comunicaban a la perfección con borradores, sesiones de fotos e incluso por teléfono a la hora de ponerse a diseñar.

"Si tenía un concepto que quería usar, llamaba a Malcolm o a Anguys y se lo describía", narra. "Siempre estuvieron involucrados en las portadas, pero no estaban todo el rato encima de mí diciéndome lo que tenía que hacer. No te dabas cuenta de que estabas hablando con algunos de los artistas más grandes del mundo. Era maravilloso trabajar con ellos, me encantaba hacer portadas para AC/DC".

Lo cierto es que Defrin fue innovador al mismo tiempo que apostó por lo simple, potente y hasta por lo impactante. Incluso en la era más analógica, Bob decidió promover los efectos especiales con portadas como la de 'If You Want Blood (You've Got It)', en la que Angus aparece atravesado por su propia guitarra. Aquí no había Photoshop de ningún tipo para realizar montajes, todo tenía que hacerse a mano.

"Simplemente cogimos la guitarra de Angus y la atravesamos a través de su cuerpo para que saliera por el otro lado", dice Defrin entre risas, como un mago que se resiste a revelar los secretos de sus mejores trucos.

If You Want Blood (Youve Got It) - AC/DC

Eso sí, no todo fue un camino de rosas. Durante los '80, el diseñador tuvo sus más y sus menos con AC/DC, cuando la banda comenzó a tomar más control creativo sobre sus portadas comenzando, precisamente, con 'Back in Black', cuya imagen es totalmente negra (por insistencia del grupo ante el diseñador y la discográfica), 'For Those About Yo Rock' y 'Flick Of The Switch'.

"Yo habría hecho algo distinto... pero lo que hace el director de arte siempre es único", dice el diseñador, que también advierte sobre el control creativo de las portadas. "Estás empaquetando el talento de alguien, así que no puedes dejar que tu ego se cuele por en medio".

Aún con todo, Defrin es consciente de que su trabajo y también el de la banda, les sobrevivirán a ambos, puesto que, como ha pasado con un puñado de grandes grupos, la marca de AC/DC se ha convertido en algo mucho más grande que un simple conjunto de individuos tocando rock and roll.

Por último, Defrin ha repetido su mantra, quizás para avisar a los grupos que vienen, da igual si venden discos, o singles e incluso aunque no los comercialicen en formato físico: "Una buena portada no va a ayudar a un buen disco, pero una mala portada puede matarlo". No es una mala reflexión. A fin de cuentas, nos lo dice el creador de algunas del las mejores portadas de la historia.

RockFM