La verdadera historia detrás de “Hotel California” y de cómo estuvo a punto de no grabarse

Don Felder desentraña todos los secretos del origen de la canción 
ctv-ndf-hotel-california

Tiempo de lectura: 2’

Todos conocemos “Hotel California”, sus guitarras, su letra, su instrumentación y estructura en general, han convertido al tema en uno de los favoritos de millones de fans del rock y de la música en general a lo largo de todo el mundo. Ahora, Don Felder, uno de los miembros de Eagles que compuso la canción, ha hablado sobre cómo la grabaron y ha explicado por qué el tema estuvo muy cerca de no ver la luz. 

“Grabé una cinta con 15 o 16 ideas para canciones y una de ellas era mi demo de 'Hotel California', que había compuesto en mi dormitorio con una guitarra acústica de 12 cuerdas, tocando yo el bajo y con una máquina de batería de la marca Roland. Intenté simular una parte de guitarra que Joe Walsh tocaría conmigo y en la que yo me encargaría de la parte principal. Básicamente, el concepto completo de la canción, a nivel musical, estaba el la demo”, recuerda Felder. 

Pasó algo de tiempo y llegó el momento de grabar. La banda reservó un estudio en Miami. No sería hasta que el batería de la banda, Don Henley, entró al proceso, cuando la canción se terminaría de convertir en lo que hoy conocemos.

Joe Walsh y yo estábamos sentados en el estudio con dos guitarras mirándonos el uno al otro, haciendo un intercambio musical, y Henley llega al estudio y dice: 'Parad, ¿qué estáis haciendo? Esto no está bien'. Yo le pregunté a qué se refería con que no estaba bien. Y él dijo: 'Tienes que tocar la canción exactamente como en la demo'. Había estado escuchando la grabación una y otra vez durante todo un año. Y yo pensé para mí mismo: 'No sé cómo la toqué. Es algo que me inventé'. Él me dijo que teníamos que repasarla hasta que me la volviera a aprender”, continuó Felder. 

Así fue como Felder llamó a su ama de llaves en California y le pidió que le buscara entre sus casetes hasta encontrar la demo de “Hotel California”. No había tiempo para mandarla hasta Miami, así que la mujer reprodujo la grabación por teléfono y los miembros de la banda lo grabaron en al otro lado de la línea. Entonces, la repasaron una y otra vez hasta que volvieron a aprender lo que Felder había escrito. 

“Henley tenía razón. Era una progresión melódica única la que había escrito”, finaliza Felder que, de no ser por el batería, quizás no hubiera llegado a poder grabar el éxito comercial y musical en el que se acabó convirtiendo “Hotel California”. 

RockFM