El veto de Kiss a Van Halen: les sabotearon para "mantener a raya" a Gene Simmons

Kiss se negó a ayudar a la banda del legendario guitarrista para darle una dura lección a Gene Simmons
El veto de Kiss a Van Halen: les sabotearon para "mantener a raya" a Gene Simmons

Tiempo de lectura: 2’

Paul Stanley ha admitido que tanto él como el mánager de Kiss, Bill Aucoin, le pusieron un veto a Van Halen en 1976 con el objetivo de “tirar de la correa” a Gene Simmons.

En la nueva biografía de Eddie Van Halen, 'Unchained', también titulada 'Eruption' en Reino Unido, a la que ha tenido acceso Ultimate Classic Rock, el frontman de Kiss admite que tanto él como Aucoin sabotearon cualquier proyecto que implicara trabajar con las leyendas californianas “porque estaban intentando mantener a Gene a raya”.

Paul Stanley admite esto en el texto y, además, explica lo siguiente: “Gene normalmente está más preocupado -y esto es simplemente parte de su personalidad- con Gene, y no iba a ser beneficioso para él que se fuera corriendo y se implicara con otra cosa”.

Kiss y Van Halen cruzaron sus caminos, por primera vez, a finales de 1976, cuando visitaron Los Ángeles para grabar una actuación de tres canciones para un programa de teleivisión. Stanley y Simmons se quedaron durante un par de semanas más en Los Ángeles. Durante este periodo de tiempo fueron invitados por el DJ Rodney Bingenheimer a ver dos bandas que, en aquel momento, no tenían discográfica. Una era the Boyz y, la otra, Van Halen.

Simmons quedó prendado de la forma de tocar de Eddie Van Halen y su forma de dar espectáculo sobre el escenario. El bajista de Kiss se ofreció para firmarles en su sello discográfico, Man of 1000 Faces, y producirles una demo. Simmons llegó a reservar estudios en Santa Mónica y Nueva York, donde la banda acabaría grabando temas como “Runnin' With the Devil” y “Somebody Get Me a Doctor”.

Gene estaba entusiasmado, no podía estar más contento con su nuevo descubrimiento. Sin embargo, cuando le mostró a aquella joven banda a sus compañeros, la reacción no fue la mejor: “Todo el mundo se encogió de hombros y dijo: '¿Y qué?'. Y yo les dije: '¡Me matáis! ¿Qué queréis decir con “y qué”? ¡Tenéis que escucharles!”.

Ahora, décadas después, Stanley ha admitido que sabía lo buenos que eran los miembros de Van Halen, motivo por el cual les rechazó desde el comienzo: “¿Eran Van Halen innegables? Sin duda. ¿Eran fabulosos? Sí. ¿Tenían lo que hacía falta? Por supuesto. Pero teníamos que cuidar de Kiss, y la forma de hacerlo era tirar de la correa de Gene, es así de simple”.

Eso sí, eso no impidió que Van Halen triunfaran. Un año después, la banda firmaba por Warner Bros después de ser descubiertos por el productor Ted Templeman. Su álbum de debut homónimo acabó vendiendo más de 10 millones de copias solo en Estados Unidos.

Eddie Van Halen y Simmons volverían a encontrarse en 1982, y el guitarrista le pidió a Simmons entrar a Kiss, porque no podía soportar a David Lee Roth: “Le dije: 'No lo hagas. Quédate en la banda que montaste'. Aquí no hay un papel para ti, eres demasiado grande. Proyectas demasiada sombra para ser el guitarrista de Kiss'. Y volvió y fue miserable durante los siguientes 20 o 30 años. Pero nunca hubiera funcionado, ni de broma”.

Stanley, eso sí, tiene una versión distinta de los hechos: “No. Eddie Van Halen no estuvo cerca de unirse a Kiss. Creo que tuvo algunos problemas con su banda en aquel momento, y vino a nuestro estudio para ver qué estábamos haciendo. Sin embargo, Eddie nunca se iba a unir a Kiss y jamás estuvo cerca de hacerlo”.

RockFM