Vídeo: Así lo "flipó" John Lennon la primera vez que The Rolling Stones tocaron "Sympathy for the Devil"

El ya ex-Beatle parecía estar fuera de sí mientras escuchaba a Jagger, Richards y compañía
Vídeo: Así lo "flipó" John Lennon la primera vez que The Rolling Stones tocaron "Sympathy for the Devil"

Tiempo de lectura: 2’

Si tuviéramos que hacer una lista de eventos memorables de la historia del rock and roll, el 'Rock and Roll Circus' (1968) de The Rolling Stones estaría, seguramente, en una de las partes más altas de la lista. Para empezar pudimos ver a Tony Iommi tocando con Jethro Tull (donde tuvo un breve recorrido), cuando Black Sabbath aún era Earth y no las leyendas que conocemos hoy en día. Después, tuvimos al legendario -y casi inexistente- conjunto The Dirty Mac, que incluía, nada más y nada menos, a John Lennon, Eric Clapton, Keith Richards y Mitch Michell. Además, este show fue el último del guitarrista Brian Jones con los Stones.

Por si esto fuera poco, como ahora nos cuenta Loudersound, ha visto la luz un nuevo corte de este evento, más concretamente la parte en la que The Rolling Stones tocan el mítico "Sympathy For The Devil" en su debut en directo. Lo que más llama la atención de esta versión es que podemos ver a algunos de los participantes en el evento, entre ellos John Lennon, reaccionando a lo que están viendo. Y, no cabe duda, en el minuto 4:54 del vídeo, podemos ver cómo el ex-Beatle baila, fuera de sí, al ritmo de los Stones.

"La primera vez que toqué sin The Beatles por priera vez en años fue en el Rock And Roll Circus y fue genial poder volver al escenario con Eric y Keith Richards. El sonido que venía de detrás de mí era distinto, incluso aunque estaba cantando y tocando el mismo estilo", dijo Lennon poco después. "Pensé: '¡Wow! También es divertido con otras personas'".

Aunque The Rock and Roll Circus fue concebido como un especial para la BBC, al final no vería la luz hasta 1996. Además de los Rolling Stones, Jethro Tull y The Dirty Mac, el especial también contó con actuaciones de The Who, Yoko Ono, Marianne Faithfull y Taj Mahal.

"Sentí que Mick Jagger era la fuerza que lo conducía todo, recuerda Mick Jagger, pero el resto pensaban que era un poco embarazoso que los Stones aparecieran en esa clase de ambiente, vestidos como payasos de circo", recuerda Ian Anderson, de Jethro Tull. "Fue la energía de Jagger la que consiguió que aquello continuase. Fue impresionante ver cómo arrastró al resto de la banda con él".

"Fue un rodaje increíble, creo que de 36 horas o así", recuerda Keith Richards. "Recuerdo no acordarme de nada cuando estaba cerca de acabar... pero fue divertido. Pasamos por dos audiencias, a una la agotamos... ¡fue genial!".

RockFM