El vídeo del borracho cantando "Bohemian Rhapsody" en un coche de policía que espantaría a Freddie Mercury

El individuo, detenido por conducir borracho, decidió cantar el clásico de Queen al completo
El vídeo del borracho cantando "Bohemian Rhapsody" en un coche de policía que espantaría a Freddie Mercury

Tiempo de lectura: 2’

De todos los sitios raros en los que hemos visto que se cantaba "Bohemian Rhapsody" de Queen, el más extraño quizás sea este. Tal y como nos cuenta Loudwire, el vídeo de un hombre detenido por conducir borracho, sentado en la parte de atrás de un coche de policía y cantando el clásico de la banda inglesa al completo (sí, sí, al completo) ha vuelto a resurgir en Internet, dejándonos claro que sería capaz de espantar al mismísimo Freddie Mercury con su interpretación. Y es puedes notar como este individuo está a punto de dejarse las cuerdas vocales en el segundo movimiento de la canción.

¿Cómo y cuándo sucedió esto? Hace casi una década, en los tiempos más sencillos de 2011, un hombre canadiense fue detenido por conducir borracho en la localidad de Edson, en el estado de Alberta. Su nombre era Robert Wilkinson y, aparentemente, se negó a pasar el test de alcoholemia después de ser parado por los agentes de policía. Lo que nadie se esperaba es que su arresto acabara convirtiéndose en la sesión de karaoke más dura de escuchar de la historia de la música. Por suerte, los coches de policía tienen cámara y este vídeo acabó siendo compartido por todo el mundo.

Lo mejor de todo fue que, cuando Wilkisnon fue a juicio en 2012, a raíz de estos eventos, se presentó en el juzgado con un casco vikingo, gafas de sol y una camiseta de la NASA en la que ponía "Necesito mi espacio". Tuvo que pagar 1400 dólares y se le prohibió conducir durante un año.

Lo cierto es que este "cantante" se hizo viral en su momento, con el vídeo original, que ahora ya ha sido borrado, acumulando más de nueve millones de visualizaciones. Cuenta la historia que Wilkinson fue despedido de su trabajo en una planta de reciclaje local. Según él mismo, su vida se convirtió en "un infierno a fuego lento" desde que se había hecho famoso".

En 2013, sin embargo, Wilkinson intentó aprovechar su tirón para presentarse a alcalde de su ciudad. Perdió con solo un 15% de los votos.

RockFM