Vídeo del peor sabotaje de un gran concierto de rock: alguien tira una cerveza en la mesa de sonido e interrumpe la actuación

Ocurrió en el último concierto de Machine Head en Londres 
ctv-qsn-machine-head-sabotaje

Tiempo de lectura: 2’

A alguien no le gusta nada Machine Head, de hecho, alguien les odia lo suficiente como para pagar una entrada a uno de sus conciertos e intentar sabotearles. Eso es lo que sucedió en el último concierto de la formación en Londres el pasado fin de semana. Uno de los “fans” que accedió al recinto donde se celebraba el show decidió tirar una cerveza de un litro encima de la mesa de sonido, provocando que el sonido del concierto se anulara completamente durante casi media hora. 

Machine Head está organizando su setlist en dos parte. En la primera, la banda toca varios temas con su formación actual, solo para traer a antiguos miembros de la banda al escenario para tocar el disco 'Burn My Eyes' al completo. Fue durante esta última parte cuando sucedió el sabotaje. La cuestión es que este suceso no pudo ser un accidente -a no ser que alguien fuera muy, muy torpe- dado que la cerveza se derramó entera justo en la mesa de sonido. 

Repecto a lo sucedido, la banda ha publicado un comunicado en Facebook: 

¡Londres! La última noche fue dura. 

Lo primero: Queremos agradecer a cada persona que ha venido estos últimos días a nuestros shows. Vender todas las entradas de nuestro concierto en la Brixton Academy en tan solo ocho horas fue francamente increíble. Fue muy desafortunado que algún gilipollas tuviera que tirar un litro entero de cerveza en nuestra mesa de sonido y anular nuestro concierto durante el set de “Burn My Eyes”. Vuestra paciencia y respeto hacia nosotros y entre vostros durante aquel desastre de 20 minutos fue admirable y no podemos daros las gracias lo suficiente. 

Sin embargo, este problema estropeo el sonido durante el resto del show y estamos terriblemente arrpentidos por ello. Os merecíais algo mejor y, dado lo sucedido que escapó a nuestro control, no pudimos dároslo. 

Nuestro maravilloso equipo y, sobre todo, nuestro genial técnico de sonido, Steve Lagudi, se rompieron la cabeza para reconectarlo todo a nuestro monitor y, como sabréis, después de un descanso de 20 minutos, pudimos acabar el show casi de milagro. Si no hubieran sido tan rápidos en arreglarlo, seguramente no hubiéramos podido hacerlo. 

¡Por favor, dadle un gigantesco agradecimiento a Steve por salvar el jodido día!

(…)

Entendemos que el sonido del lugar se vio completamente comprometido durante el set y eso es algo que nos decepciona muchísimo. Aunque, al final, conseguimos llegar a finalizar el show, sentimos la necesidad de hacer algo especial para compensar a todos aquellos que vinieron. Londres se merece algo mejor que eso”

Habrá que esperar para ver qué clase de compensación le da la banda a sus fans de Londres y para descubrir -si es que algún día sucede- quién estuvo detrás de este terrible sabotaje. 

RockFM