Yngwie Malmsteen le echa la bronca a su técnico de luces en pleno concierto: “deja de hacer el idiota”

El guitarrista se hartó de que la luz no estuviera enfocada a su guitarra 
ctv-sle-yngwie-malmsteen-luces

Tiempo de lectura: 2’

Yngwie Malmsteen no se mordió la lengua el pasado viernes durante su concierto en Monterrey, México, cuando le echó la broca a su técnico de luces por “hacer el imbécil” con las luces, según el propio músico. 

El sueco se encontraba en medio de uno de sus extensos solos de guitarra durante su actuación en el festival Escena cuando decidió parar en seco para dirigirse a la audiencia y, de paso, para poner verde al pobre técnico de luces. “Okey. Gracias, os quiero, chicos”, dijo Malmsteen, antes de pasar a la razón por la que realmente había parado de tocar. “¡Tío de luces! ¡Eh, tío de luces! Deja de hacer el idiota con las luces y ponlas en mi guitarra. Estoy intentado tocar para la gente. Por favor. Gracias”, dijo. 

Lo cierto es que al guitarrista se le ha acusado, en múltiples ocasiones, de tener mucho ego, lo cual él ha negado. “Hay algunas cosas que la gente no ha entendido bien de mí”, explica. “La gente cree que soy un egocéntrico. Lo cierto es que soy una persona que se concentra mucho. Mi manera de crear es diferente a la de otros músicos de rock. No tengo una banda, no estoy en una banda”, explicó recientemente. 

Lo enfoco como un pintor que cierra la puerta de su cuarto y simplemente pinta”, añadió. “Pinto el frente, pinto el fondo. Lo enmarco. Entonces, lo saco y digo: 'Mira, aquí está mi cuadro'. No dejo que nadie más ponga su pincel cerca. La gente puede pensar que eso es ser egocéntrico, pero realmente es ser un artista, soy un creador”, afirmó.  

Otra leyenda de la guitarra, Steve Vai, ya en 2003, defendía al músico ante los que le atacaban por su ego. “Conzoco a Yngwie desde que llegó a América”, dijo. “Creo que la gente está intimidada por su confianza. Tiene tanta que a veces la gente piensa que se está chuleando. Creo que conocerle de verdad es que realmente te guste, y no hacerlo es pensar que está centrado solo en sí mismo”

RockFM