“El '...And Justice For All' de Metallica no tenía sentido”, la historia del 'Black Album' según Bob Rock

¿Por qué el sonido del cuarto álbum de Metallica no le gustó a Bob Rock? 
ctv-bpo-metallica-1991

Tiempo de lectura: 2’

Todos sabemos que, tras el fallecimiento de Cliff Burton y con Jason Newsted como nuevo bajista, Metallica grabó su cuarto disco, '...And Justice For All', el primero en incluir un videoclip para la banda, el de “One”, y con un sonido muy particular, en el que casi no se escuchan las cuatro cuerdas a petición de Lars Ulrich y James Hetfield. Después, el conjunto de San Francisco comenzaría a trabajar con el productor Bob Rock, que ya había ayudado a bandas como Bon Jovi, para realizar lo que sería su mayor éxito comercial, el 'Black Album'.

Ahora, Rock, que también trabajó en el 'Load', 'Re-Load' y 'St. Anger', habla sobre el sonido de este disco y explica por qué no es de su gusto. “The Cult abrió para Metallica en la gira del 'Justice' y compré el disco”, comienza explicando. “Me gustó la canción que había escuchado en la MTV, 'One' y me puse el disco entero, que no tenía fin. Lo cierto es que me resultó interesante. Así que fui a ver a The Cult y me quedé para ver el show de Metallica. Lo que vi en Metallica no era el sonido del 'Justice', era una gran banda con peso y tamaño. El disco no tenía ningún sentido. Sé que es un clásico para mucha gente, pero tengo que ser honesto”, finalizó. 

Un poco después, Rock, que ya había trabajado en discazos como el 'Slippery When Wet' de Bon Jovi, el 'Dr. Feelgood' de Mötley Crüe y el 'Sonic Temple' de The Cult entre muchos otros, fue contactado para trabajar con los miembros de Metallica, que anhelaban que les mezclara su próximo trabajo después de haber escuchado el anteriormente mencionado plástico de los Crüe. Sin embargo, Bob Rock no estaba interesando en mezclar nada, sino que quería producir el álbum entero. 

Volaron a Vancouver y tuvimos una reunión”, recuerda Bob. “Trajeron un casete y lo pusieron. Estaba escuchando las demos y escuché 'Sad But True'. Todo estaba allí, los tempos. Dentro de mí, ya sabía que podía hacerlo, podía crear un gran disco”. 

Como se puede ver en el documental 'A Year And A Half In The Life Of Metallica', el proceso de creación del 'Black Album' fue tenso e implicó muchos cambios. Rock no permitió que los miembros de Metallica tomaran todas las decisiones sobre la rutina de trabajo y el proceso creativo. Tanta fue la tensión, que Hetfield y compañía prometieron no volver a trabajar con él.

Lo genial de Metallica es que cuando toman una decisión, se comprometen con ella. Así que aunque les traje muchas cosas, todo lo que les ofrecí en términos de cambios fue aceptado e integrado. Llegaron hasta el final”, afirma Rock.  

Lars y James son unos testarudos y los machos alfa de Metallica”, narra. “Creo que en las grandes bandas siempre hay alguien así, como Steven Tyler y Joe Perry, Mick Jagger y Keith Richards o Paul McCartney y John Lennon, siempre hay algo así. Así que creo que Lars tuvo una visión, James tuvo una visión y eso es lo que resultó en el 'Black Album”, finaliza. 

Tras la salida de 'St. Anger', el productor dejó de trabajar con la banda, en parte a raíz de las quejas de más de 1500 fans que firmaron una petición para que Metallica despidiera a Rock, afirmando que tenía demasiada influencia en el sonido del grupo. El mismo productor reconoció, años después, que al grupo le hacía falta un cambio para seguir adelante en aquel momento. 

RockFM