Cuando B.B. King, Lenny Kravitz o Lou Reed se subieron al escenario para recordar a John Lennon

Coincidiendo con el año en que Lennon iba a cumplir 50, la ciudad de Liverpool acogió un concierto benéfico en su memoria
ctv-hhw-lennon
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

John Lennon fue asesinado un 8 de diciembre de 1980 en Nueva York, la ciudad que le había acogido en los últimos años de su vida. Cerca de una semana después, se celebró una vigilia a nivel mundial en la que se recordó su figura. Se calcula que en Nueva York se juntaron en torno a 50 mil personas, mientras que en su Liverpool natal, fueron cerca de 20 mil; quienes cantaron "Give Peace a Chance".

Diez años después de aquella de su asesinato, Liverpool volvió a acoger un evento en el que se recordó a Lennon a través de su música. Fue en un concierto benéfico que vino a llamarse 'John Lennon: The Tribute Concert", en el que se juntaron músicos como Lenny KravitzB.B. KingTom Petty o Cindy Lauper, entre otros muchos. Cada uno de ellos se subió al escenario a interpretar una canción del beatle. Su mujer, Yoko Ono, y su hijo Sean estuvieron presentes durante el evento. Yoko recibió de esta manera al público: "Es un día genial, ¿verdad? Creo que John también estaría muy contento".

El actor Cristopher Reeve fue el encargado de hacer las funciones de maestro de ceremonias, y dar paso a las actuaciones que estaba programadas. Algunas como las de Kylie Minogue o Wet Wet Wet fueron acogidas con algo más de frialdad. No por el público, sino por músicos como Paul McCartney, quien comentó que, posiblemente, Lennon no se sentiría muy entusiasmado por ello. Aunque lo cierto es que ninguno del resto de beatles aparecieron por allí: McCartney y Ringo Starr enviaron un vídeo, y George Harrison no apareció de ningún modo. Aún así, sobre el escenario se dejaron caer grandes personalidades como Ray CharlesJoe Cocker Lou Reed.

Es cierto que se estimó una presencia de público mayor, en torno a 45 mil personas; sin embargo, las cifras se calcularon en torno a los 15 mil asistentes. Como resultado del concierto, se recaudó cerca de medio millón de libras, que fueron donadas a la Universidad de Liverpool con el fin de poder otorgar becas de estudios a los jóvenes de la zona.



 

RockFM