De aquella vez que "Born to Run" pudo haber sido himno oficial

Hubo una ocasión, allá por 1980, en que el himno de Bruce Springsteen pudo haber tomado tintes institucionales
ctv-mxe-bruce-2
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

En su autobiografía, 'Born to Run' (no podía haberla titulado de mejor manera), Bruce Springsteen compartió lo siguiente en torno a su célebre disco: "Quería construir un disco que sonara como si fuera el último disco sobre la tierra. El último disco que oirías. El último que necesitaras escuchar. Un sonido glorioso... Y luego el apocalípsis". Si el boss alcanzó esas cotas, o no, será cuestión de las sensaciones particulares de quien lo escuche; sin embargo, es innegable que 'Born to Run' es un disco histórico. La banda sonora que ha acompañado a muchas personas a lo largo de su vida. Y si esto pudiera parecer solo una exageración retórica, de puros tintes estéticos, podríamos remitirnos a un hecho: el día en que la canción "Born to Run" se convirtió en el himno del estado de Nueva Jersey.

Todo comenzó con un un artículo publicado en un periódico en el que se citaba que el estado de Nueva Jersey andaba a la búsqueda de un himno. Una de las personas que leyó aquel artículo fue la presentadora de radio Carol Miller, quien dirigía un programa en la estación de rock WPLJ-FM, afincada en la ciudad de Nueva York. Miller recuerda que, ya de por sí, "Born to Run" era una de las canciones más solicitadas en su programa, puesto que, prácticamente, la mitad de su audiencia era de Nueva Jersey. De modo que el paso era natural: ya que se andaba a la búsqueda de un himno para el estado, por qué no probar a que fuera este. Carol compartió la propuesta con uno de los ejecutivos de la cadena, cuyo padre, a su vez, formaba parte de las insittuciones. Finalmente pasó el test, y se presentó la propuesta oficialmente. Incluso llegó al Senado de Nueva Jersey (la cámara alta de la legislatura de aquel Estado). Sin embargo, fue desestimada por que, supuestamente, se interpretó que las letras de la canción hacían referncia más a abandonar el Estado que a una demostración de amor por él (más o menos).

Aunque la canción no sea el himno oficial del Estado, seguramente lo sea de forma extraoficial. La canción que dio título al álbum fue compuesta de esa forma romántica y cotidiana en que trabaja el Boss. Empezó a escribir la letra sentado en el borde su cama, en la casa en la que vivía en aquel entonces. Una canción que empezó por el título: "Al principio pensé que era el nombre de alguna película que había visto. Me gustaba la frase, porque inspiraba un drama cinematográfico que podría funcionar muy bien con la música que había estado escuchando en mi cabeza".  Como decíamos, puede que la canción no sea el himno oficial del Estado, pero aquella misma Asamblea sí le reconoció como el 'Embajador Oficial de Nueva Jersey de la Música Pop para América'. Si es que, por algo es el Boss.




 

RockFM