De aquella vez que Deep Purple buscaban cantante y se toparon con David Coverdale

Ian Gillan había abandonado Deep Purple, y el grupo buscaba nuevo cantante... Coverdale no fue la primera opción
ctv-t1f-deep
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Cuando Ian Gillan abandonó Deep Purple, a finales de 1972, la banda se vio en la tesitura de buscar un nuevo cantante. Aquel hueco fue llenado por David Coverdale, pero antes de él, Ritchie Blackmore y compañía tenían otros candidatos en mente. La primera pieza de la nueva formación en camino fue, sin embargo, un bajista: Glenn Hughes quien, además, aportaría voces al conjunto (el hombre no solo es un gran bajista, sino también un magnífico cantante). Y así, con Blackmore, Ian PaiceJon Lord y Glenn Hughes, ahora sí tocaba buscar cantante. El propio Hughes recuerda que la primera opción que barajó el grupo fue Paul Rodgers (Free). El problerma surgió cuando la banda tuvo la idea en firme de proponerle ser el nuevo cantnte de Purple: Paul Rodgers recién había arrancando su nuevo proyecto, Bad Company. Aún así, fantasear con cómo hubiesen sonado Deep Purple con Rodgers y Hughes a las voces, merece un rato de jugueteo imaginativo.

Finalmente, Deep Purple optaron por anunciar la búsqueda de un nuevo cantante. Un joven David Coverdale, que por aquel entonces trabajaba como dependiente en un boutique de moda, vio el anuncio y envió una demo. Ian Paice, batería del grupo, recuerda que la demo que les llegó de Coverdale era horrible; sin embargo, había un momento en que su voz brilló. Aquello fue suficiente como para darle una oportunidad, y David terminó presentándose en el estudio de grabación para la prueba. Allí se encontró con quien acabaría convirtiéndose en uno de sus grandes amigos, el teclista Jon Lord. Aquel encuentro, Paice lo recuerda de esta manera: "De modo que David se presenté con un extraño corte de pelo, algo pasado de peso y un bigote que no le hacía justicia. Pero todo aquello eran cosas que se solucionarían solas, lo que nos interesaba era la voz. David, obviamente, llegó nervioso y con una botella de whiky a medio beber. Nosotros empezamos a tocar algo y poco a poco se fue relajando".

Al acabar la prueba, Ian Paice le acompañó a la estación de tren y se despidió de Coverdale. Pasó una semana hasta que recibió una respuesta. Los siete días más largos de su vida, según ha comentado Coverdale en alguna ocasión. Pero pasado aquel lapso, la banda le comunicó que el puesto era suyo. Y es curioso, por en Purple sentían que el contratar a un joven sin experiencia en una gran banda, que venía de vender ropa en una tienda, era un movimiento calculado. No pretendían sustituir a Gillan por otra voz similar, sino algo distinto para que no hubiera comparaciones en ese sentido, y David era perfecto para ello.

Cuatro meses después de ser anunciado como nuevo cantante de la babda, Deep Purple ofrecieron su primer concierto con David Coverdale a las voces. Tuvo lugar el 9 de diciembre de 1973 en Dinamarca: "Me subí al escenario por primera vez y no sé de dónde vino, pero grité: '¿Estáis listos?'. Y en ese momento el rugiod de miles de personas vino a mi como respuesta. Fue genial". Ya para febrero de 1974, la banda entró en el estudio para grabar el disco 'Burn', estrenando así la formación que se conocería como Mark III. 


 

RockFM