La banda elegida para triunfar a la que Metallica le "quitó" el puesto: "Nadie había escuchado nada así"

Michael Lago desvelaba recientemente cómo fue la primera gran oportunidad de Metallica, en detrimento de otras bandas

Tiempo de lectura: 2’

Los comienzos de los grandes grupos de la música siempre generan un gran interés. Esos instantes en los que las bandas, llenas de potencial y ganas de comerse el mundo, son descubiertas por alguien que decide realizar una apuesta. Y es que, las oportunidades siempre son aprovechadas por unos pocos, dejando a muchos otros en el camino. Esto es lo que precisamente le sucedió a Metallica, grupo que estaba destinado a triunfar y que le “quitó” el puesto a otras bandas.

Sin ir más lejos, Michael Lago, famoso ejecutivo musical, desvelaba recientemente cómo fue la primera gran oportunidad de Metallica. Lo hacía en el podcast Artists on Record (transcrito por UG), revelando cómo se produjo la contratación de Metallica con Elektra Records en 1984. Alago explicó que John Zazula le pidió originalmente que firmara a Raven para Elektra, pero finalmente decidió ir a por Metallica en su lugar, tras escuchar 'Kill 'Em All'.



“Poco después de llegar a Elektra en el 83, Johnny (Zazula) me llamó y me habló de su sello. Y quería que escuchara a algunos de los artistas de su sello. Así que me trajo una pequeña caja de discos: quizá el 'Kill 'Em All' de Metallica, el primero de Anthrax, Raven... Y al principio, quería que firmara con Raven. Y me encantan los Gallagher Brothers. Son maravillosos. Así que hice una demo con ellos. Creo que un demo de cinco canciones, les di cinco mil dólares”, comenzó rememorando.

"Pero el problema fue que escuché 'Kill 'Em All'. Y eso me dejó completamente alucinado, porque nunca había escuchado algo así - todos nosotros nunca habíamos escuchado algo así, nunca. Porque estos jóvenes estaban combinando el hard rock, el punk rock y el heavy metal británico en esta única cosa que se mezclaba, y se llamaba Metallica -a veces se llamaba Alcoholica- pero oficialmente se llamaba Metallica", recordó. Pero todo acabaría sucediendo un tiempo después, cuando en 1984, Metallica hizo su debut en un gran sello al firmar con Elektra.

"En L'Amour en Brooklyn, con mi amigo Philip Caivano, al que todos conocéis de Monster Magnet, y nos volvimos locos. Recuerdo estar sentado en la barra, Phil hablando con Cliff Burton, nuestro querido Cliff Burton, y yo dando vueltas y bebiendo cerveza y hablando con todo el mundo. Luego llegué a verlos en The Stone en San Francisco; fue entonces cuando le di a Lars mi tarjeta de visita. Ya sabes, tenía 22 años, y todavía parecía que tenía 14. Y él no podía creer que yo fuera un ejecutivo musical. Pero vio la tarjeta de Elektra, y le dije: 'Si vienes a Nueva York, me encantaría tener más conversación contigo'”, confesó.

"No tuve noticias de ellos durante unos seis u ocho meses. Lars me llamó por teléfono y me dijo: '¿Crees que todavía estás interesado en nuestra banda?' '¡Por supuesto!' Y me dijo: 'Vamos a tocar en Roseland en agosto del 84. ¿Vendrás? ¿Vendrás?' Fui a ese show. Fue alucinante. Arrancaron el proverbial techo del lugar. Y esa noche fue la noche en que dije: '¿Sabes qué? Te quiero en mi vida, y has firmado con Elektra'. Creo que fue al día siguiente, todos aparecieron. Y estábamos en la sala de conferencias, y pedí cerveza y comida china. Y les di un montón de discos del catálogo de Elektra".

RockFM