Barón Rojo: 'Larga vida el rock and roll'

Damos un repaso al que fue el debut de una de las bandas más potentes de nuestra historia
ctv-hub-baron-rojo
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Fue un lunes, pero de 1981, cuando Barón Rojo debutaban en esto de la música con 'Larga vida al rock and roll'; y con aquel primer disco, la banda ya dejaba claro que venían a revolucionar (y desarrollar) el rock más duro de nuestro país. Cuatro músicos integraban la banda, formando, así, una de las alineaciones más representativas de nuestro rock: los hermanos Armando y Carlos de Castro (guitarras y voces), José Luis Campuzano 'Sherpa' (bajo y voz) y Hermes Calabria (batería). A ellos hay que sumar a Carolina Cortés, pareja de 'Sherpa', y que colaboraría en la composición de algunos de los grandes himnos de la banda.

Barón Rojo se gestó a partir de que los hermanos de Castro abandonaran el grupo Coz, y se lanzaran a formar su propio proyecto. A ellos, como comentábamos all principio, se les unieron 'Sherpa' y Calabria. Y su estreno con 'Larga vida al rock and roll' no pudo ser más frucífero, ya que fue certificado disco de oro, por vender más de cincuenta mil copias, situando a la banda en el punto de mira de actuaciones en televisión y conciertos por todo el país. 

Ya la portada del disco parecía ser un anticipo de lo que nos podríamos encontrar tras ella: el avión del histórico piloto alemán Manfred von Richtofen (el Barón Rojo) entrando de lleno en una partida de matamarcianos (vídeo juego shoot'em up, en inglés). Ese avión entraba en la pantalla como quien anuncia que se acabó el aburrimiento, lo esperado... el fin de lo viejo (algo así es lo que siento cuando la veo). Y tiene sentido cuando escuchamos el disco. Un trabajo bien equilibrado en el que Carlos de Castro y 'Sherpa' se reparten las voces en diferentes canciones, lá música es rápida y pegadiza y las letras tienen un recorrido más allá de los estándares más típicos del rock (diversión, sexo, alcohol...).

Con la publicación de 'Larga vida el rock and roll', Barón Rojo arrancan (junto a Obús ese mismo año) una carrera dorada del rock duro y el heavy metal en España. Dos bandas que sirven como referentes a todas las que vendrían después. En el caso concreto de Barón Rojo, se abrió ante ellos una época de esplendor creativo, firmando cuatro discos en cuatro años (y a cada cual, mejor). Tanto es así, que ya con la publicación del seguno disco en 1982 (Volumen Brutal), la banda es invitada a grabarlo tanto en castellano como en inglés. Aquello ocurrió en los estudios Kingsway de Londres, propiedad de Ian Gillan (Deep Purple), y era un reflejo del tirón de Barón Rojo, tanto dentro como fuera de España.  ¡Larga vida al rock and roll!

RockFM