"Beat It": 12 cervezas a cambio del crossover más ambicioso de Michael Jackson y Eddie Van Halen

El hit número 1 de Michael Jackson, "Beat It", resultó en la mezcla definitiva entre pop y rock... y tuvo un precio de 12 cervezas
"Beat It": 12 cervezas a cambio del crossover más ambicioso de Michael Jackson y Eddie Van Halen

 

Tiempo de lectura: 2’

Uno de los motivos de peso por los que Michael Jackson consiguió alcanzar el estatus de leyenda fue precismanete el hecho de que el Rey del Pop siempre estuvo abierto a expandir su música un paso más allá, arrastrando a audiencias de todas partes que, curiosas, se acercaban a escucharle. No en vano, Jackson fue el primer artista afroamericano en sonar en la MTV con regularidad y esto, en parte, también se debe al éxito de "Beat It", tema que grabó con Eddie Van Halen como guitarrista. 

Esta no sería la única vez que el artista trabajaría con músicos de rock en su carrera. No en vano, a lo largo de su recorrido, miembros de Toto hicieron las veces de apoyo en estudio en más de una ocasión durante su trayectoria. Los de Los Ángeles se ganaban el pan a la sombra de otros artistas antes de decidir que era la hora de salir a la luz, y algunos de sus mejores trabajos -incluído el disco donde se aloja la canción que nos ocupa hoy, 'Thriller'- durante esta etapa, fueron precisamente con Jackson. Sin embargo, apostar por trabajar con Eddie Van Halen era apuntar a otro nivel. 

Pero, ¿cómo convenció Michael a Van Halen para que tocara el solo de guitarra en su canción? Lo cierto es que el guitarrista accedió a hacerlo exclusivamente como un favor a Quincy Jones, uno de los mejores compositores y productores de la historia, responsable de grabaciones que van desde canciones de Frank Sinatra hasta el emblemático "We Are the World". Eddie le conocía por Ted Templeman, que producía a la banda del guitarrista y que era muy amigo de Jones. 

En aquel momento, todos los componentes de Van Halen, salvo, obviamente, Eddie, se encontraban fuera de la ciudad, así que el momento era perfecto. En una época en la que la gente no estaba tan conectada, ningún miembro de Van Halen podría enterarse de que el maestro de las seis cuerdas prestaría sus servicios a Michael Jackson hasta que el trabajo hubiera terminado. De hecho, Quincy pensó que nadie sabría, nunca, que Van Halen era el músico detrás de aquel solo de guitarra. 

¿El pago? Aunque normalmente, los servicios del hacha hubieran supuesto un desembolso de millones de dólares, Eddie no cobró nada por su participación, más allá de los dos packs de seis cervezas que Jones trajo con él al estudio. El plan le iba a salir redondo. 

Eddie solo hizo que el ingeniero de sonido restructurara la canción para poder introducir su solo de guitarra. Una vez hecho el hueco, tan solo necesitó dos tomas para dejar a todo el mundo sin habla y firmar un punteo para la historia. Justo cuando terminó de grabar, Michael Jackson apareció en el estudio de grabación, emocionado de ver cómo Van Halen se había preocupado de volver a grabar el solo de nuevo. Al guitarrista le importaba la calidad de la música tanto como a él. "Era un genio musical con una inocencia infantil. Era todo un profesional y un verdadero encanto", recordó Van Halen tiempo después en declaraciones a la CNN. 

Lo que no sabía Eddie Van Halen era que, al grabar aquel solo de guitarra, en parte, estaría privándose a sí mismo de llegar al número uno de las listas de ventas un par de años después, cuando publicó '1984', álbum que se quedó con la medalla de plata por "culpa", precisamente, del todopoderoso 'Thriller'. ¿Le merecerían la pena aquellas 12 cervezas? 

RockFM