Billy Preston, el "Beatle secreto" que ayudó a que los Beatles consiguieran completar 'Let It Be'

Solo Billy Preston consiguió que The Beatles no se separasen antes de acabar con 'Let It Be'
Billy Preston, el "Beatle secreto" que ayudó a que los Bealtes consiguieran completar 'Let It Be'

 

Tiempo de lectura: 2’

En 1969, George Harrison volvió a las filas The Beatles tras un breve periodo de tiempo fuera de la banda. Sin embargo, de aquel periodo de "libertad" Harrison regresó con un as bajo la banda: el teclista Billy Preston.  

La salida de Harrison había venido dada por el mismo motivo por el que The Beatles terminaron de romper de una vez por todas, sus constantes peleas. Los ingleses ya no eran una banda, eran un grupo de individuos con puntos de vista muy distintos que hacían música juntos mientras se gritaban los unos a los otros. 

En estas "vacaciones", por decirlo de alguna manera, Harrison se subió al escenario junto a Ray Charles en Londres. Aquel día, el Beatle tocó con Preston, al que conocía de la etapa que la banda inglesa pasó en Hamburgo. Harrison estaba encantado de encontrarse con su amigo, tanto que le invitó a unirse a la banda en el estudio de grabación. 

Anteriormente, grandes de la talla de Eric Clapton ya habían compartido cabina con los de Liverpool en grabaciones como, en este caso "While My Guitar Gently Weeps" del 'White Album'

"Resulta interesante ver cómo de bien se comporta la gente cuando traes a un invitado, porque no quieren que la gente vea su parte mala", explicó Harrison en la antología de The Beatles. "De repente, todo el mundo se comporta genial". Un 22 de enero, Preston llegaba al estudio de grabación para colaborar en "Get Back". La banda, en efecto, cambió su comportamiento, poniendo su mejor cara ante el teclista. 

"Tener a esta quinta persona nos ayudó a romper el hielo que se había creado entre nosotros. Billy no sabía nada de todo lo que habia sucedido, así que su inocencia sirvió para darnos el empujón que necesitábamos. Todo el mundo estaba contento de que alguien más estuviera allí, lo cual hizo que la experiencia fuera más agradable. Todos tocamos mejor y fue una sesión genial", explicó Harrison. 

La atmósfera era, desde luego, mucho más positiva, pero el mal rollo no tardaría el volver. Aunque Ringo Starr estaba más que satisfecho con la interpretación de Preston, lo cierto es que no quería darle mucho crédito al músico por la canción. "No creo que él nos hiciera comportarmos mejor. Como siempre, cuando trabajas en algo bueno, la mierda sale por la ventana y vuelves a hacer lo que se te da bien", explicó el batería.

El mayor problema era evidente, ¿y si Preston decidía que quería unirse a los Beatles como un miembro permanente de la banda? "Había cierta preocupación por el hecho de que se quisiera unir a la formación", explicaba Paul McCartney. De hecho, tanto George Harrison como John Lennon expresaron su deseo de presentar al teclista oficialmente como el quinto Beatle, aunque nunca se le llegó a hacer una oferta seria. 

Al final, su nombre apareció como colaborador en "Get Back", "Dig It", "Dig a Pony" y "I've Got a Feeling", aunque el teclista formó parte de la grabación de un total de siete canciones. ¿Podría haber salvado a The Beatles si se hubiera quedado en la banda? Nunca lo sabremos, pero siempre podremos soñar con qué hubiera ocurrido. 

RockFM