"Break Stuff", la canción de Limp Bizkit con la que los fanáticos enloquecieron en Woodstock '99

El famoso festival de música Woodstock '99, que prometía paz y amor, resultó convertirse en una de las mayores catástrofes a nivel mundial

Tiempo de lectura: 3’

Woodstock 1999 comenzó prometiendo tres días de “paz, amor y música”. Terminó con escenarios en llamas, torres de sonido reducidas a pedazos, carpas arrasadas, la prensa y los artistas corriendo como locos. Antes de que existiera el Fyre Festival, hubo Woodstock '99, un festival de música tan desastroso que el San Francisco Chronicle lo calificó como "el día en que murió la música".

La catástrofe de tres días tiene ya una docuserie en Netflix, ‘Trainwreck: Woodstock '99’, en la que periodistas, asistentes al festival e incluso el creador de Woodstock, Michael Lang, analizan cómo el festival salió tan terriblemente mal. Desde el clima abrasador y la falta de agua, hasta la actitud sexista cultivada por el cine y la televisión de finales de los 90 en Estados Unidos, numerosos factores llevaron a que Woodstock '99 terminara en violencia, agresión sexual e incendios, pero ¿qué sucedió exactamente y por qué?

Woodstock '99, un intento fallido de enmendar los errores cometidos en 1969

Woodstock, que se conocía formalmente como Woodstock Music and Art Fair, fue un festival de música que se llevó a cabo en Nueva York. Un evento culturalmente icónico. Woodstock comenzó en 1969 y fue comercializado por sus fundadores, John Roberts, Joel Rosenman, Artie Kornfeld y Michael Lang, como 'Tres días de paz y música'. Celebrado en una granja lechera en Nueva York, el festival se convirtió en un fenómeno cultural y en su primer año recibió a casi 500 000 personas, mientras que artistas como Janis Joplin, Joe Cocker, Creedence Clearwater Revival, The Who, Santana y Jimi Hendrix realizaron conciertos memorables. De estas 500.000 personas no todas tenían entradas para acceder, miles de personas compraron falsas o se colaron saltando las vayas y la puerta colapsó.



Como muchos de los músicos se mostraban en contra de la Guerra de Vietnam, el Woodstock original se hizo conocido por el sentimiento contra la guerra que tenían la mayoría de los asistentes y fue un momento decisivo para la ola de opiniones antisistema en los EE. UU. en la década de 1960. En 1999 uno de los principales problemas fue la falta de agua y las altas temperaturas durante el fin de semana. Las botellas de agua se vendían por 4 dólares cuando las temperaturas alcanzaban los 30 grados centígrados, los asistentes al festival estaban deshidratados y cada vez más cabreados con la situación.

Además de eso, hubo 44 arrestos y se desató un gran incendio la última noche durante la actuación principal de los Red Hot Chilli Peppers. Para empeorar más las cosas, la banda cantó una versión de la canción "Fire" de Jimi Hendrix mientras el festival estaba en llamas, lo que sin duda fue inoportuno. El momento culmen fue durante el concierto de Limp Bizkit mientras cantaban "Break Stuff", donde se quemaron trailers, cabinas y maderas, entre muchos objetos. Los espectadores estaban ansiosos por disfrutar del joven y enérgico grupo que acababa de estrenar su segundo álbum de estudio llamado ‘Significant Other’.



Fue un festival que lejos de querer mejorar su imagen del año 1969, la empeoró con fallecimientos, agresiones sexuales, violencia, suciedad extrema, y muchas más catástrofes. Lo cierto es que treinta años después, la organización del festival siguió siendo un desastre. Es cierto que testigos afirman ver cómo ha cambiado la sociedad, pasar de ir a un festival para estar feliz y disfrutarlo (en 1969), a ir sólo para destruirte y emborracharte como si fuera la última vez en tu vida (en 1999). La solidaridad había desaparecido y la violencia había aumentado, así fue como el festival Woodstock’ 99 no pudo salvar su imagen y quebró definitivamente dejando un escalofriante pero cierto reflejo de la sociedad.



No te olvides

Escucha RockFM en directo a través de la radio, desde RockFM.fm, nuestra app en Android y iOS y a través de TDT. Además, aquí encontrarás la mejor información sobre las bandas de rock de ayer y de hoy, redescubrirás los grandes clásicos que marcaron época y todo lo que no conocías sobre el género. Despiértate cada mañana con el rock y la diversión que te traen "El Pirata y su banda" y "El Francotirarock", disfruta de Una hora de rock sin pausa con Marta Vázquez, Carlos Medina y Saulo, los estrenos y entrevistas del "RockFM motel" y programas de autor como "El decálogo de Mariskal" -en el que descubrirás las diez grandes joyas de las temáticas más insospechadas-.

Cada jueves por la noche podrás disfrutar de la visión única de Alejo Stivel, líder de Tequila, en "Música para animales", y el fin de semana subimos el volumen de la mano de Diego Cardeña, Raquel Piqueras, Nano Jaquotot y de nuestra "Rock party", con la que la fiesta está servida el sábado por la noche. Para finalizar la semana, no te pierdas los delirios del guitarrista de Bruce Springsteen en "Little Steven's Underground garage". RockFM, más que una radio, es un estilo de vida.

RockFM