Brian May, Eric Clapton, Jimmy Page y Jeff Beck: un momento “real”-mente incómodo

Conocer a la reina Isabel II de Inglaterra en 2005 fue una experiencia extraña para los músicos 
ctv-pam-queen-elizabeth-page-clapton-may-beck

Tiempo de lectura: 2’

Cuando, a principios de la década de los 2000, cuatro de las grandes leyendas -Brian May (Queen), Jimmy Page (Led Zeppelin), Eric Clapton y Jeff Beck- de la música británica fueron llamadas a conocer a la reina Isabel II de Inglaterra, pocos se sorprendieron. A fin de cuentas, su tremenda contribución a la cultura británica ya estaba más que reconocida y era cuestión de tiempo que la corona también quisiera hacerles su particular homenaje. 

Nos encontramos en el año 2005, más concretamente en el día 1 de marzo, cuando la reina, que por aquel entonces tenía 78 años, llamó a los músicos al Palacio de Buckingham para homenajearles, revelando, en el proceso, sus escasos conocimientos sobre el género. Los cuatro guitarristas se presentaron de punta en blanco para uno de los momentos más incómodos de sus vidas. 

La reina, según se puede ver en los archivos de vídeo, se acercó a los músicos y uno de sus asistentes le puntualizó que Brian May era “un guitarrista al que quizás podría reconocer”. ¿Por qué? Pues porque, tres años antes, Queen había participado en un homenaje a su real figura en una fiesta en la que la banda tocó “God Save the Queen” junto a una orquesta, con May, por algún motivo, tocando desde el tejado de palacio, no en el escenario. 

“Encantado de conocerla”, le dijo May a la reina, para después pedir perdón por “hacer tanto ruido” en aquel concierto de 2002. “Eras tú en techo”, le contesta ella, algo confusa, mientras Jimmy Page, nervioso, sonreía esperando su turno. “¿Tú también eres un...?”, le preguntó la reina al líder de Led Zeppelin. “Sí, yo también soy un guitarrista”, le contestó rápidamente. Para intentar rescatar a su compadre de tan incómoda situación, Brian May volvió a hablar para introducir a Page a su majestad. “Jimmy es uno de mis héroes”, le dijo. “Led Zeppelin fueron... un modelo”

Clapton, por su parte, acababa de ver aquel incómodo momento y se dio cuenta de lo evidente: la reina no tenía ni idea de quién narices eran ni de lo que habían hecho. ¿Cómo podría salvarlo? Pues adelantándose a su majestad. “Eric Clapton”, le espetó rápidamente, antes de que ella tuviera tiempo para comenzar a hablar. La reina pasó rápidamente a darle la mano a Beck antes de volver a hablar con el ex-miembro de Cream. “Habéis estado tocando durante mucho tiempo”, dijo ella, como parte de una conversación obligada e incómoda. Clapton volvió a saltar: “¡Como, dios mío, 40 años!”. Entonces, dirigió su mirada a Beck y a Page e hizo una referecia a su historia en The Yardbirds. “Solíamos estar en la misma banda”, dijo. 

Aquel incómodo momento acaparó más de un titular en la prensa, para la que Clapton, para finiquitar el asunto, declaró lo siguiente: “Ha sido genial conocerla, y no importa que no supiera quiénes éramos o qué hacemos”, explicó. “Tampoco lo esperaba”, finalizó. 

¡Por suerte, los cuatro guitarristas consiguieron salir del paso de una de las situaciones más incómodas de su vida! Eso sí, parece que, desde entonces, la familia real británica ha aprendido más de rock, sobre todo teniendo en cuenta que el Príncipe Harry acaba de grabar una canción con el mismísimo Bon Jovi

RockFM