Bruce Springsteen y magia en un día de invierno: el nacimiento de 'Nebraska'

Cómo Bruce Springsteen dio un giro radical a su carrera 
Cómo "Dancing in the Dark" nació de un "cabreo" de Bruce Sprinsgteen

 

Tiempo de lectura: 2’

Después del tremendo éxito de 'The River' en 1980, no eran pocos los que suponían que Bruce Springsteen iba a petarlo con otro disco de temas de rock fácilmente radiable. Sin embargo, el cantautor decidió dar un giro radical con la salida de 'Nebraska', un disco acústico grabado de una sola sentada el 3 de enero de 1982. 

Pese a ser un disco acústico, este trabajo era toda una muestra de alta tecnología, dado que el de Nueva Jersey invirtió en nuevos medios de grabación para realizar este redondo, más concretamente en una Teac Tascam 144 de cuatro tracks, una grabadora con la que podía añadir guitarras extra o percusiones. La sesión de grabación fue maratoniana e icluyó, en un solo día, la grabación de voz y guitarras de 15 canciones. Tan solo "My Father's House" y "The Big Payback" fueron grabadas unos meses después. 

Había mucho material para que la E Street Band grabara. Ya en aquel entonces, hiceron arreglos completos de cuatro canciones, "Born in the U.S.A.", "Pink Cadillac", "Downbound Train" y "Child Bride", que más tarde se llamaría "Working on the Highway". Como sabrás, tres de aquellos temas acabarían en el siguiente disco de Springsteen, al que da nombre la primera canción, dos años después y, aparte, "Pink Cadillac" sería la cara-B de "Dancing in the Dark"

¿Por qué solo pudieron arreglar aquellas canciones? La cuestión es que Springteen siguió componiendo con temas tan oscuros como los de su anterior trabajo, 'The River'. Aquellos temas reflejaban increíblemente todo el dolor y la oscuridad dentro del corazón de Bruce, tanto, que las demos acústicas funcionaban mejor que la versión "completa" de la E Street Band. 

Aquellos temas, que hablan de personas que han acabado en una vida de crímen o de duras relaciones paternofiliales, no podían llevan elementos como un solo de saxofón de Clarence Clemons, sino la armónica del mismo Springteen. Aquellos temas, que eran tan personales, estaban hechos solo para él. 

Bruce Springsteen reparó en este hecho y le pidió a su ingeniero de sonido, Toby Scott, que intentara recuperar las demos acústicas para el disco. Así fue y 'Nebraska' vio la luz un 30 de septiembre de 1982. 

Aunque Springteen ha intentado volver a realizar este proceso en discos como 'The Ghost of Tom Joad' y 'Devils & Dust', ninguno de ellos tuvo la fuerza de su antecesor. Y es que, un día de invierno, en un dormitorio de Nueva Jersey, Springsteen hizo una magia irrepetible, aunque no supiera verlo en aquel momento. 

RockFM