"Chinese Democracy" de Guns N' Roses: una buena película y mucho dinero para dejar atrás a Slash

"Chinese Democracy" fue la canción que le dio título a uno de los discos más caros de la historia del rock
"Chinese Democracy" de Guns N' Roses: una buena película y mucho dinero para dejar atrás a Slash

 

Tiempo de lectura: 2’

En 1999, Guns N' Roses publicaba, "Oh My God", la primera canción de la banda sin Slash como contribución a la banda sonora de la película 'End of Days'. Su recepción fue mediocre, la banda había perdido a uno de sus pilares y tocaba coger aire para intentar buscar la manera de recuperarse. No sería hasta 2001, el 1 de enero para ser más exactos, cuando, por sorpresa, Axl Rose comenzaría a cantar un nuevo tema, "Chinese Democracy", en el primer concierto de Guns N' Roses en siete años. 

Muy distinto al sonido clásico de la banda, este tema, con un alto valor de producción, acabaría dividiendo al público entre admiradores y detractores de la canción. Pero, ¿cómo surgió la canción en un principio? Todo comenzó cuando, un buen día, Axl se sentó delante del televisior y una película llamó su atención. Se trataba de 'Kundun', una película sobre el Dalai Lama número 14 del Tibet. Al final de la cinta, el protagonista escapa del gobierno comunista de China para acabar en el exilio. Un inspirado Rose cogió papel y lapiz y comenzó a escribir la canción que debutaría en aquel show de Las Vegas. 

"No está a favor o en contra de China, simplemente ahora mismo el país simboliza una de las naciones más fuertes y opresivas del mundo. Tenemos la suerte de vivir en un país libre. Pensé en eso y me molestó bastante, así que escribí esta canción llamada 'Chinese Democracy'", explicó el cantante en su momento. 

El tema siguió sonando en directo hasta 2008, cuando la banda por fin publicó el disco con el mismo nombre, acompañado de un montón de grandes músicos que, aún con todo, no consiguieron llenar, para muchos fans, el vacío que había dejado Slash en la banda. El álbum tardó casi 10 años en producirse, con múltiples entradas y salidas de miembros de la banda, problemas de producción y una ingente cantidad de dinero invertida en el proyecto. Cuando el álbum estaba en sus fases iniciales, en 199, hasta Brian May, guitarrista de Queen, grabó varios tracks de guitarra para el tema "Catcher in the Rye". Sin embargo, Axl decidió quitarlos de la canción. 

La salida del disco se fue dilatando poco a poco. Para hacernos una idea, el primer título del disco iba a ser '2000 Intentions' y se planeaba que el trabajo estuviera terminado para finales de 1999. Los rumores sobre el redondo fueron muchísimos. Había quien decía que Guns N' Roses tenía dos discos preparados, otros afirmaban que la banda tenía problemas para usar las nuevas tecnologías a su disposición e incluso se llegó a decir que la banda tenía más de 60 canciones listas para publicarse. Al final, entre pitos y flautas, nunca mejor dicho, no podríamos escuchar los nuevos temas de la banda hasta 2008, un poco antes si tenemos en cuenta que varios de los tracks se filtraron en Internet. 

La banda salió adelante, habían dejado a Slash atrás, con mucho esfuerzo y habían comenzado una nueva era discográfica. ¿Sabes que fue lo que dijo Slash cuando escuchó el single de Axl en la radio? "Suena muy guay. Me alegra volver a escuchar la voz de Axl Rose". De tanto tiempo que había pasado desde el primer boceto del álbum, hasta los enfados entre los ex-componentes de la banda se habían aplacado. 

¿Cuál es la morajela de todo esto? Que, por más ganas que tengamos de escucharla, la nueva música de Guns N' Roses se cuece a fuego lento y que, si tienes ganas de escuchar un nuevo disco de la banda, lo mejor que puedes hacer es esperar sentado. 

RockFM