Chris Cornell, su último concierto y el adiós que el mundo del rock jamás quiso dar

Recordamos las últimas horas de Chris Cornell, que murió el 18 de mayo de 2017 y el shock que supuso su muerte 
Chris Cornell, su último concierto y el adiós que el mundo del rock jamás quiso dar

 

Tiempo de lectura: 4’

Pocas veces nos ha pesado tanto un verano como lo hizo el de 2017, año en el que nos dejaron, prematuramente, dos grandes mitos de nuestro rock, Chris Cornell y Chester Benington. La primera despedida que tuvimos que encarar, con el corazón roto, fue la del vocalista de Soundgarden, que se marchaba a los 52 años. Su suicidio dejó a todo el mundo del rock consternado y confuso e, icluso a día de hoy, la idea de su marcha es muy difícil de asumir. 

El legado de Chris Cornell nos deja canciones de lo más potentes, tanto en Soundgarden como en Audioslave y Temple of the Dog. Actualmente, sus últimas grabaciones, por desgracia, son objeto de una disputa legal entre los miembros supervivientes de su banda y su viuda. El culebrón legal, que se ha extendido ya durante demasiado tiempo, no hace sino embarrar los recuerdos de uno de los músicos más brillantes de su generación. 

Su última actuación

Su último concierto tuvo lugar la noche anterior a su fallecimiento, la velada del 17 de mayo de 2017 en el Fox Theatre de Detroit. Aquel set terminó con "Slaves & Bulldozers", tema sacado de 'Badmotorfinger', publicado en 1991. Nadie se imaginaba, en aquel momento, que lo que estaban viciendo era el último concierto del músico y, lo que es más, estaban compartiendo con él sus ultimas horas de vida. Estas fueron las canciones de aquel show, que incluyó 19 cortes de la banda:

  • "Ugly Truth"
  • "Hunted Down"
  • "Non-State Actor"
  • "Searching with My Good Eye Closed"
  • "Spoonman"
  • "Outshined"
  • "Kickstand"
  • "Black Hole Sun"
  • "By Crooked Steps"
  • "The Day I Tried to Live"
  • "My Wave"
  • "Been Away Too Long"
  • "Fell on Black Days"
  • "Mailman"
  • "A Thousand Days Before"
  • "Burden in My Hand"
  • "Blow Up the Outside World"
  • "Jesus Christ Pose"
  • "Rusty Cage"
  • "Slaves & Bulldozers"

La noticia de su muerte 

¿Qué llevo a Cornell a acabar con su vida? Nadie lo sabe ni, probablemente, lo sabrá nunca. Aquel día, sin embargo, todos aprendimos una lección. Y es que hay que cuidar a las personas todo lo posible y preocuparse por ellas incluso cuando las ves sonreír, porque no sabes a qué demonios se pueden estar enfrentando detrás. Poco a poco, a medida que pasaron los años, este y otros factores pusieron en el punto de mira una temática que, hasta entonces, había sido tabú: la salud mental. Ir al piscólogo, buscar ayudar cuando estás mal y apoyarte en los demás no es un signo de cobardía. De hecho, es todo lo contrario. No hay nada más valiente que encarar los problemas que vienen hacia ti. 

Durante el transcurso de la infame demanda anteriormente mencionada, se reveló cómo los miembros de Soundgarden se enteraron de la noticia del fallecimiento de su compañero y lo duro e inesperado que fue este golpe:

"Después del concierto, como era usual, Kim Thayil, Matt Cameron y Ben Shepherd hicieron un viaje nocturno en uno de los buses de la banda. Cornell se quedó atrás, en un hotel de Detroit, con planes de volar a Columbus, como solía hacer, ya que no podía dormir en los autobuses. 

Mientras los autobuses llegaban a Columbus en la madrugada del día 18 de mayo, los miembros supervivientes de la banda descubrieron que Cornell había sido encontrado muerto en Detroit pasada la medianoche. Trágicamente, Cameron vio primero un post en su página de Facebook en el que podía 'RIP: Chris Cornell', llamó a Thayil, que estaba en el bus y que, después, despertó a Shepherd, y ellos y el equipo buscaron noticias sin parar, también en redes sociales y llamaron a sus amigos y familia, hasta que recibieron la terrible confirmación de su tour mánager", explicaba uno de los documentos legales que se presentaron en el juicio. 

“Cuando se aparcaron los buses en un lado de la carretera, todos se juntaron y pensaron en qué harían a continuación. Su tour mánager les aconsejó que no volvieran a Detroit, porque estaría lleno de policía y prensa y no había nada positivo que pudieran hacer allí. El resto de la tripulación también estaba muy angustiada y los miembros del equipo o estaban llegando o habían llegado ya a Columbus”, continuaba, aifrmando que los miembros de la banda se encontraban en "estado de shock".

Homenajes a un mito 

El mundo del rock no tardó en reaccionar. Cientos de músicos pusieron mensajes de recuerdo al músico en sus redes sociales y, posteriormente, a lo largo de los meses que estaban por venir, se realizaron decenas de homenajes sobre el escenario. Guns N' Roses, Aerosmith, Heart, Megadeth... Todos lloraban su muerte y cantaban para recordarle. 

Nuestro compañero Jorge Vileilla escribía este texto al día siguiente de la muerte de Cornell:

"Tras las muertes de Cobain, Weiland o Staley nos ha dejado el único de toda aquella generación por el que habría apostado todo lo que tengo a que pasaría de los noventa, ya que estaba en muy buena forma, tanto física como artística. Cornell recuperó el estilo de los grandes frontmans, como Plant, Ozzy o Gillan y le añadió el toque de descontento y oscuridad que arrastraban los chicos del noroeste norteamericano.

Realmente Cornell fue el eslabón perdido entre los setenta y los noventa. Todo en su garganta adquiría un punto épico y dramático inigualable. Recuerdo perfectamente cuando la MTV estrenó el inquietante video de "Black Hole Sun". No fue solo un vídeo, en mi cabeza se abrió todo un universo de posibilidades ya que demostró que podía existir un equilibrio entre una voz potente y unas armonías disonantes y oscuras, algo que posteriormente he tenido muy en cuenta tanto como músico como compositor.

Durante varios años en mi adolescencia sufrí una fuerte agorafobia que me impedía salir de casa y, tras varios intentos frustrados de superarla, lo único que me funcionó fue escuchar la voz de Cornell gruñiéndome al oído “...I caught the moon today, pick it up, and throw it away all right...” el primer verso de aquel maravilloso ‘Down on the Upside’".

*Publicado originalmente en "El País de las Tentaciones" el 19 de mayo de 2017

El vacío que nos dejó Chris Cornell era uno más grande del que cualquier agujero negro, pudiera crear o tragarse. Su leyenda, sin embargo, sigue viva y lo seguirá estando mientras tú, nosotros o cualquier fan del rock siga escuchando su música. Jamás te olvidaremos. 

RockFM