¿Es cierto que Ozzy Osbourne le arrancó la cabeza de un mordisco a una paloma? Esta es la verdadera historia

De todos los animales con los que Ozzy Osbourne se ha encontrado, la pobre paloma se llevó la peor parte
¿Es cierto que Ozzy Osbounre le arrancó la cabeza de un mordisco a una paloma? Esta es la verdadera historia

Tiempo de lectura: 2’

No se puede negar que Ozzy Osbourne es uno de los artistas más emblemáticos de toda la historia del rock, con una carrera que se expande a lo largo de cinco décadas y múltiples éxitos tanto en solitario como con Black Sabbath. Su reputación, sin embargo, también le precede por haber formado parte de algunas de las historias más locas e inverosímiles de toda la historia del rock and roll.

Sin embargo, algunas de sus historias más sórdidas y desagradables, quizás, tiene que ver con el trato que le ha dado a los animales con los que se ha encontrado a lo largo de su carrera. Y no solo hablamos del famoso murciélago, sino de otros animales, como, por ejemplo, palomas. ¿Es cierto entonces que Ozzy le llegó a arrancar la cabeza de un mordisco a una?

Su reputación le precede

Más allá del famoso murciélago, que fue más una casualidad que otra cosa, porque Ozzy se pensó que era de peluche, el vocalista de Black Sabbath ha tenido más de un encontronazo con animales, y no solo mamíferos.

Otra de sus más míticas historias aparece en 'The Dirt', la novela y posterior película dedicada a Mötley Crüe y su historia. Supuestamente, el icono de Black Sabbath se esnifó una línea de hormigas al quedarse sin cocaína. En otra línea aparte, también se cuenta que el músico llegó a beberse su propia orina al quedarse sin alcohol, aunque esto es, más que otra cosa, una leyenda.

Las drogas también han sido responsables de muchos de los errores que ha cometido el cantante a lo largo de su vida, aunque, también es cierto que, durante el confinamiento y ya limpio de toda sustancia, Ozzy admitió que mataba “pájaros y gatos” por aburrimiento. Cuenta la historia que el músico llegó a pintar una habitación de hotel con la sangre de un tiburón muerto. ¿Cuánto hay de leyenda y cuánto de realidad? Posiblemente sea difícil saberlo.

Las palomas decapitadas

En 1981, Ozzy Osbourne tuvo que acudir a una reunión con ejecutivos de la CBS y su plan era el de acabar la sesión lanzando tres palomas al aire como símbolo de paz. Como puedes imaginarte, la cosa no salió bien, especialmente por culpa del alcohol.

Al parecer, una representante de relaciones públicas molestó a Osbourne, que no dejaba de beber, hasta el punto en el que el cantante hubiera hecho lo que fuera por hacerla callar. ¿Qué fue lo que hizo el cantante? Sí, decapitar a dos de los pobres animales de un mordisco, solo para generar una situación de shock e incomodidad.

En una entrevista con MOJO en 2005 (vía Rockcelebrities), el cantante lo contó así: “Solo recuerdo que aquella mujer de relaciones públicas no dejaba de hablarme. Al final, le dije: '¿Te gustan los animales?' Y entonces, cogí a una de las palomas y le arranqué la puta cabeza. Solo para que se callara”.

“Luego hice lo mismo con la siguiente paloma, escupiendo su cabeza en la mesa. La mujer se calló al suelo gritando. Ahí es cuando me echaron. Me dijeron que nunca más trabajaría para la CBS de nuevo”.

Aún con todo, la reputación de Ozzy Osbourne como “muerde-cabezas” de animales, pese a ser mala publicidad, no ha hecho más que ensanchar su leyenda. Eso sí, en otras ocasiones, el artista se ha mostrado a favor de la defensa de los animales, o al menos de las mascotas domésticas, tal y como hizo en esta campaña de 2019. Siempre puedes esperar lo inesperado del Príncipe de la Oscuridad.

RockFM