Cómo Freddie Mercury (Queen) pidió que le trajeran McDonalds a uno de los restaurantes de sushi más "pijos" de Tokio

El vocalista de Queen pidió una grasienta hamburguesa, que le fue enviada en una limusina, aunque, eso sí, no era para él
Cómo Freddie Mercury (Queen) pidió que le trajeran McDonalds al restaurante de sushi más "pijo" de Tokio

Tiempo de lectura: 2’

En un nuevo extracto de su autobiografía, '(R)evolution: The Autobiography' (vía Loudersound), el cantante Gary Newman ha explicado cómo Freddie Mercury, vocalista de Queen, mandó que le trajeran una hamburguesa de McDonalds -en una limusina- a uno de los restaurantes de sushi más "pijos" de todo Tokio. Todo comenzó cuando Numan, en un momento un poco bajo de su carrera, decidió ir a la capital de Japón y, en cierto punto, comprar una entrada para ir a ver a los británicos.

"De lo que no me di cuenta es de que había tenido bastante éxito en Japón", dice Numan, que fue abordado por varios fans al poco de entrar al recinto. "Solo había triunfado en Reino Unido durante un año o poco más... nunca se me había pasado por la cabeza que la fama pudiera ser un problema allí. Al final, el equipo de Queen tuvo que rescatarme y llevarme a backstage. Me encontré con la banda y les expliqué lo que había pasado, así que ellos me acogieron".

Después del concierto, los miembros del legendario conjunto inglés invitaron a Numan a cenar a uno de los restaurantes de sushi más "pijos" de todo Tokio. El problema, sin embargo, era que el cantante no tenía gustos demasiado refinados, siendo más fan del ketchup que de la salsa de soja y el wasabi.

"Tras pasar un rato, Freddie Mercury llegó y me dijo: 'Oye, no estás comiendo nada. ¿Qué te ocurre?'. Así que le dije: 'No te preocupes por mí, simplemente estoy impresionado de estar aquí, soy un gran fan de Queen'. Entonces, me preguntó qué era lo que me gustaría comer y le dije: 'McDonald's... pero no te preocupes, luego me compraré una hamburguesa'".

"Pasaron 15 minutos y, de repente, una limusina apareció en la puerta del restaurante y... ¡el conductor salió con una bola de McDonalds! Freddie había hablando con el dueño del restaurante, le había sobornado con algunos yenes y ahí estaba, comiéndome menú de McDonalds en uno de los restaurantes más pijos de Tokio junto a Queen. Estaba impresionado, la verdad es que eran unas personas encantadoras y humildes".

Numan, además, explicó que aquella no fue la primera vez que pudo hablar con los miembros de Queen, ya que los mismos habían hablado con él cuando tan solo tenía 16 años, durante un concierto en 1970.

"Otras bandas siempre se iban corriendo a sus limusinas e ignoraban a todo el mundo", afirma, "pero Queen eran distintos. Invitaban a todo el mundo a sus camerinos, hablaban con ellos y firmaban todo lo que les pedían. Era una lección de cómo tratar a aquellos que te apoyan. Siempre he intentado emular esa actitud siempre que he podido".

RockFM