Cómo Klaus Meine (Scorpions) luchó contra el mundo para salvar los silbidos de "Winds of Change"

Los directivos de la discográfica estuvieron muy cerca de eliminar uno de los elementos más característicos del tema 
Cómo Klaus Maine (Scorpions) luchó contra el mundo para salvar los silbidos de "Winds of Change"

 

Tiempo de lectura: 2’

Ya te hemos hablado varias veces de la imporancia política que tuvo "Winds of Change" de Scorpions y como sirvió como parte de la banda sonida de un momento tan histórico como la caída del Muro de Berlín. Sin embargo, lo que puede que no sepas es que, por culpa de los directivos de la compañía discográfica que llevaba a la banda sonora, la canción estuvo a punto de quedarse sin uno de sus elementos más distintivos: el silbido de Klaus Meine

Lo cierto es que, antes que la canción, llegó el silbido, tal y como recuerda Doc McGhee, quien fuera mánager de la banda durante aquella época, en la que Scorpions dieron dos conciertos históricos en la antigua Unión Soviética, realizándose el segundo en un épico festival en Moscú y del que salió el tema. "La segunda noche, cuando tocamos en Moscú, estábamos en el bus volviendo del concierto y Klaus comenzó a silvar 'Winds of Change'. Tenía la idea del tema en la cabeza y, al día siguiente, ya lo tenía casi todo compuesto", explicó. 

La canción iría tomando forma hasta que, en 1990, la banda decidió incluirla en su LP número 11, 'Crazy World'. Cuando Meine decidió presentarle la canción a la banda, no las tenía todas consigo puesto que, en aquel entonces, el músico ya casi no componía música para la banda, sino que se centraba en escribir las letras. Sin embargo, con "Winds of Change", Klaus se había encargado de todo. 

A todo el mundo le encantó el tema, el tema no era una canción política al uso, no había declaraciones protesta ni se alababa a un estado como tal. En su lugar, Meine plasmaba su emoción, sus sensaciones y su alegría al ver cómo las cosas comenzaban a mejorar en la Unión Soviética. Al ser un tema tan profundo, tan sincero, cualquiera que lo escuchaba se emocionaba. En definitiva, "Winds of Change" era una canción que trasmitía, llegaba y emocionaba, más allá de su repercusión política. 

Los silbidos permanecieron en la canción, primero como una guía para el resto de la banda. "En la melodía del principio silbaba porque, aunque sé tocar la guitarra, no soy un guitarra solista. Sin embargo, quedaba muy bien", explicó Klaus Meine. A la banda, sin embargo, no le convencía la idea de los silbidos. 

"Probamos a usar guitarras con distorsión, también en limpio, también intentamos usar teclados", recuerda el productor del disco, Keith Olsen"Al final, lo único que encajaba eran los sibidos, si lo quitábamos, la canción perdía su toque especial", recuerda el guitarrista Rudolf Schenker.

Ahora que todo estaba listo, solo quedaba lanzar la canción y el disco. Sin embargo, los directivos de la discográfica que llevaba a Scorpions volvieron a intentar quitar los silbidos de la canción. Les encantaba el tema, pero temían que aquel elemento fuera a entorpecer las ventas de la canción. "Klaus, me encanta el tema, pero tenemos que quitar los silbidos. Si no, el tema no va a funcionar en América", le dijo un reponsable de Mercury Recods a Klaus Meine. 

"Alguien de mi oficina solía ser el reponsable de estar en contacto con las discográficas", recuerda McGhee. "Querían quitar los silbidos y yo no me lo podía creer. ¡Estaban locos! No podían quitarlos, era uno de los ganchos más importantes del tema"

"Les dijimos: '¡Que os den! Nos quedamos con los silbidos", recuerda Schenker. 

Curiosamente, músicos como John Lennon y Axl Rose ya habían utilizado este elemento en sus canciones y, sin embargo, las discográficas no dejaban de presionar a la banda alemana para quitarlo. Por suerte, la banda no cedió y, como quedó demostrado, "Winds of Change" fue un éxito mundial. 

RockFM