La despedida de una leyenda: repasamos la última gira de Ronnie James Dio antes de su muerte

Su último show tuvo lugar en agosto del año 2009 
ctv-eky-heaven--hell

Tiempo de lectura: 3’

Aunque no sabían que iba a ser su último show, unos pocos afortunados tuvieron la oportunidad de escuchar, por última vez, la voz de Ronnie James Dio en el House of Blues de Atlantic City un 29 de agosto de 2009, cuando, cansado pero contento, el vocalista dio una última y magistral actuación. 

Y es que, junto a Tony Iommi, Geezer Butler y Vinny Appice, Dio había grabado, en 2007, tres nuevas canciones para un recopilatorio de Black Sabbath y, al final, acabó girando junto a ellos. Bajo el nombre de Heaven and Hell, la agrupación fue cálidamente recibida por fanáticos de todo el mundo. A fin de cuentas, verles a ellos era ver una de las facetas más populares de la legendaria banda inglesa, precursora del heavy metal. Fue justo aquel año -2009- cuando, además, publicaron un nuevo disco, 'The Devil You Know'

La idea llegó en una gira por Japón, cuando los miembros de la banda salieron a cenar juntos y, mientras hablaban y tomaban algo, decidieron que era el momento de ponerse a componer juntos para grabar un nuevo disco. Todo iba viento en popa. 

El tour comenzó un 5 de mayo e incluyó fechas en grandes festivales de la talla del Wacken Open Air alemán. Sin embargo, a Ronnie no le importaba cuanta gente hubiera en cada concierto, él tenía claro que cada vez que se subiese a las tablas tenía que dar el 100% y conectar con la gente. “No importa cuanta gente haya, nunca es un concierto más”, explicaba Dio en una entrevista durante aquel tour. “Prefiero tocar en lugares pequeños desde un punto de vista personal, pero solo porque, con audiencias grandes, pierdes el toque personal con la gente. No puedo ver a la persona número 70.000 que está saludándome desde atrás. Muchos músico prefieren tocar para gente a la que pueden ver y sentir. Parte de la experiencia de ser un músico, con cualquier público, es poder establecer una conexión con ellos”, finalizó. 

Heaven & Hell, pese a estar integrado por veteranos, tenía un futuro brillante por delante. La formación era, básicamente, Black Sabbath en la etapa de Dio, pero sin los problemas que atraía la sombra acechante de Ozzy Osbourne. Y así, aquella gira se convirtió en un éxito. 
Fue agotador”, explicaba el cantante. “Cada show fue genial, como siempre. Fue muy productivo. Hemos estado en la carretera durante mucho tiempo, incluso aunque nos hayamos tomado un tiempo para grabar lo que creo que será un gran álbum. Todo estuvo muy concentrado y difícil de realizar a veces, pero la música marcó la diferencia. Los shows que hicimos marcaron la diferencia. Creo que les pondría un 9,5 sobre 10”, afirmó Dio, honesto y humilde. 

Llegó el verano y, Dio terminó la gira con aquel concierto en Atlantic City. Sin embargo, el cantante quería más. “Vamos a grabar otro disco y estoy seguro de que seguiremos girando”, decía. Y es que Heaven & Hell, tras años de idas y venidas, tenía la intención de ser una formación fija. Lo siguiente para ellos era una gira por Europa que tendría lugar entre noviembre y diciembre de 2009. Tan solo había que esperar a que Iommi se recuperase de una operación en su mano y todo continuaría. 

Nada de aquello sucedió. Todo se canceló y, un triste 25 de noviembre de 2009, su mujer, Wendy, anunció que el vocalista tenía un cáncer de estómago del que se iba a comenzar a tratarse. “Tras matar al dragón, Ronnie volverá al escenario, donde pertenece, haciendo lo que ama, tocar para los fans”, afirmaba. 

Dio falleció el 16 de mayo de 2010 a los 67 años. Aunque nos queda su legado, todos aquellos planes nunca se llegaron a cumplir. 

RockFM