El día que AC/DC, The Rolling Stones y Rush se juntaron para luchar contra el virus SARS

Similar al coronavirus de hoy en día, el SARS también fue una temida enfermedad contra la que AC/DC o The Rolling Stones lucharon
El día que AC/DC, The Rolling Stones y Rush se juntaron para luchar contra el virus SARS

 

Tiempo de lectura: 2’

Cuando echamos la vista atrás a una de las temidas enfermedades a las que tuvimos que plantar cara hace unos años, nos encontramos el SARS (Severe Acute Respiratory Syndrome), una enfermedad viral "similar" al coronavirus al que nos estamos enfrentando en estos tiempos. También originado en Asia, el virus acabó con la vida de más de tres docenas de canadienses durante aquel año. En aquel momento, The Rolling Stones se pusieron en marcha para organizar lo que se acabaría conociendo entre los fans como SARStock o SARSapalooza, un festivan benéfico en el que también participarían AC/DC, the Guess Who y Rush, entre otras bandas de rock un 30 de julio de 2003. 

Más de 450.000 personas asistieron al Downsview Park de Toronto para disfrutar de aquel épico evento. Esto, además, ayudó a la industria del turismo local, que estaba sufriendo muchísimo después de que la enfermedad afectara a Canadá. El estigma y el miedo al contiagio eran una realidad, lo cual provocó miles de despidos y fuertes pérdidas económicas. 

The Rolling Stones y AC/DC luchan contra el SARS con un concierto en Toronto en 2003

 

Cabe destacar que, en aquel momento, la OMS ya había suspendido el aviso sobre el turismo al país del norte de América, puesto que ya no existía riesgo de contagio pero, como suele pasar en estos casos, el miedo seguía allí. Pero, si en el diccionario del rock exite un antónimo para esa palabra, viene acompañado de la foto de Mick Jagger y The Rolling Stones. La legendaria banda inglesa, que solía ensayar en Toronto y tocar mucho en la ciudad para calentar para sus giras, no iba a dejar que su segunda casa se hundiera y se pusieron manos a la obra. 

Aquel evento fue una suerte de cajón de sastre, con artistas de rock y de pop mezclándose en el mismo escenario. No en vano, cuando gente como Justin Timberlake -que iba con la mejor de las intenciones- salió al escenario, una lluvia de abucheos se hizo notar. Los fans tiraron botellas de agua y papel de váter (¿a quién se le ocurriría a día de hoy?) al escenario durante su breve actuación y solo pudo ser tolerado por el respetable cuando, al final, se subió al escenario junto al resto de artistas para tocar "Miss You". Es cierto que Keith Richads se enfadó mucho y eso ayudó a aplacar a las masas, pero, por otro lado, muchos fans del rock esperaron más de 12 horas al sol para ver a sus bandas favoritas y una actuación de pop no eran lo que querían ver. 

Aquel día, también salió AC/DC al escenario con uno de sus conciertos más cortos que se recuerdan. La legendaria banda solo tocó 70 minutos de set, eso sí, con casi todos sus éxitos incluídos. Junto a los Stones, Angus Young regresaría horas después para tocar una versión del "Rock Me Baby" de B.B.King junto a los Stones. Antes de eso, también aparecieron los héroes locales, Rush. "Estamos acostumbrados a tocar sets de tres horas", decía Geddy Lee aquel día. "Creédme, tocar 30 minutos es refrescantemente corto para nosotros", explicaba. Había muchas bandas legendarias con repertorio para horas, pero, si cada grupo se hubiera extendido tanto como deseaban, el festival hubiera durado días. 

Antes, The Guess Who, the Isley Brothers, Flaming Lips y Sass Jordan también se subieron al escenario. 

En restrospectiva, el SARS fue una enfermedad con poco impacto comparada con el coronavirus actual. Aquella epidemia llegó a 37 países y afectó a unas 8000 personas de las que murieron 775. Nuestro desafío, ahora mismo, es mucho mayor que aquel. Sin embargo, no hay que olvidar que, con fuerza, esperanza y empatía (como la que tuvieron los Stones con sus amigos canadienses), conseguiremos salir de esta y que la música siga sonando. 

RockFM