El día que Ozzy fue despedido de Black Sabbath

Algunos meses después de finalizar la gira 'Never Say Die', la banda le comunicó a Ozzy que estaba fuera Sabbath
ctv-obl-sabbath

Tiempo de lectura: 2’

Tal vez lo supiera o, quizás, no; pero el 11 de diciembre de 1978 Ozzy Osbourne se subió al escenario por última vez como parte de Black Sabbath. Cierto es que se volvería a reunir con sus compañeros algunos años después; sin emabrgo, aquella noche cerraban la gira 'Never Say Die Tour' (con la que apoyaban su octavo disco de estudio, homónimo) y unos cuatro meses después, Ozzy fue despedido del grupo.

Aquello ocurrió un 27 de abril de 1979 y, según Tony Iommide esa decisión pendía el futuro de la banda: "Ozzy salía de noche, iba a clubs, y no aparecía para los ensayos. No teníamos esa intención, pero al ver que nada cambiaba, tuvimos que tomarla". Esta situación se agravó cuando el grupo se encontraba en Los Angeles componiendo material nuevo para el disco 'Never Say Die'. Aunque es igual de cierto que el resto de la banda también se encontraba en una situación de abuso de alcohol y otras drogas (a excepción del bajista Geeze Butler que había abandonado su consumo). Ante esta situación, Ozzy recordó en sus memorias ('I Am Ozzy') lo siguiente: "Mentiría si dijera que no me sentí traicionado. Éramos un bloque, los cuatro habíamos crecido juntos. Éramos como familia, hermanos. Y despedirme por estar hecho mierda fue algo muy hipócrita. Todos estábamos mal (...) y me soprender que me despidieran por estar algo más perjudicado que el resto".

A pesar de lo duro que debió resultar para todos el despido de Ozzy, paradójicamente (por decirlo así), funcionó muy bien para todos. Por un lado, Black Sabbath contrataron a Ronnie James Dio para ser el cantante de la banda; y, con él, se abrió una nueva etapa para Black Sabbath. De hecho, un año después, y ya con Dio en el grupo, la banda publicó un disco que está considerado como uno de los mejores de Sabbat: 'Heaven and Hell'. Por su parte, Ozzy dio comienzo a una exitosa carrera en solitario. Es de esos casos (poco comunes) en los que un artista triunfa con una banda y por su cuenta. También el año siguiente de su despiedo, Ozzy volvió a la carretera con un nuevo disco: 'Blizzard of Ozz'. Aquel debut en solitario reunió a una banda fantástica en la que destcamos, por ejemplo, las genialidades del guitarrista Randy Rhoads. De hecho, con aquel debut Ozzy publicó algunas de las grandes canciones de su carrera como "Mr. Crowley" o "Crazy Train", que no han faltado en sus repertorios en directo desde entonces.

Pero como uno nunca sabe qué puede esperar de la vida, Ozzy y Black Sabbath volvieron a juntar sus caminos. La primera vez fue formando parte del festival 'Live Aid' en 1985. Años después, incluso, sacaron un nuevo disco: '13' (2013) que sería también el último de Black Sabbath (gira de despedida incluida).



 

RockFM