El día en el que Bob Dylan le dio su primer porro a The Beatles: "Ringo salió raro de aquel cuarto"

Paul McCartney ha revelado durante una entrevista cómo fue el día en el que los Beatles probaron por primera vez la marihuana y la repercusión que tuvo
El día en el que Bob Dylan le dio su primer porro a The Beatles: "Ringo salió raro de aquel cuarto"

Tiempo de lectura: 2’




Paul McCartney ha revelado recientemente, durante una entrevista en BBC Radio, cómo fue la primera ocasión en la que los miembros de los Beatles tuvieron contacto con la marihuana. El ícono de la legendaria banda habló sobre uno de los temas clásicos del grupo, "Got to Get You Into My Life", que, precisamente, tuvo sus orígenes en esa primera experiencia con la marihuana. El tema, lanzado originalmente en el séptimo álbum de estudio de larga duración del grupo, "Revolver" de 1966, estuvo basado en eso de forma secreta a elección del propio McCartney.

“‘Got to Get You Into My Life’, lo que teníamos que meter en nuestras vidas, al parecer, era marihuana. Hasta que nos topamos con la marihuana, estábamos bebiendo. Nos presentaron a la hierba cuando estábamos en los Estados Unidos, y nos voló la cabeza”, comenzó explicando Paul McCartney.

“Exactamente lo que sucedió es que estábamos en la suite de nuestro hotel, tal vez en Nueva York, alrededor del verano del 64. Bob Dylan se dio la vuelta con su roadie, el tipo de persona que es más que un roadie: un asistente, un amigo, un compañero... Acababa de lanzar 'Another Side of Bob Dylan' y estábamos bebiendo, como de costumbre, haciendo una pequeña fiesta”, detalló el artista.





"Pedimos algunas bebidas al servicio de habitaciones: whisky y coca cola, y el vino francés era lo nuestro en ese entonces. Y Bob desapareció en una de las habitaciones, pensamos que tal vez había ido al baño, pero luego Ringo salió mostrándose un poco raro de aquel cuarto. Él dijo: '¡Acabo de estar con Bob y tiene un poco de marihuana!' Y dijimos: 'Oh, ¿cómo es?' Y él dijo: 'Bueno, el techo se está moviendo, bajando'. Y eso fue suficiente”, recordó el McCartney.

"Después de que Ringo dijera eso, los otros tres saltamos a la habitación donde estaba Dylan, y nos dio marihuana de un porro. Esperábamos algo instantáneo, así que seguimos resoplando y diciendo: 'No está funcionando, ¿verdad?' Y de repente, estaba funcionando y estábamos riendo, riéndonos el uno del otro. Recuerdo a George tratando de escapar, y yo estaba corriendo detrás de él. Fue divertido, como una persecución de dibujos animados. Pensamos, 'Wow, esto es increíble', rememoró el músico.



"Y así se convirtió en parte de nuestro repertorio a partir de entonces. ¿Cómo conseguimos la marihuana? A decir verdad, simplemente apareció. Había ciertas personas de las que se podía conseguir, solo tenía que saber quién había”, explicó el exbeatle sobre cómo conseguían la sustancia.

Así que esta canción es mi oda a la marihuana. Fue algo que entró en nuestras vidas y pensé que era una buena idea escribir una canción. Solo yo sabría que estaba hablando de marihuana. Muchos años después, le dije a la gente de qué se trataba, pero cuando hicimos el disco, estaba solo, di un paseo, no sabía lo que iba a encontrar”, confesó Paul.


RockFM