El día que Iron Maiden incluyó una discusión en backstage en una cara B

La banda no se cortó y utilizó esto como track adicional 
Iron Maiden
Dave Murray

Tiempo de lectura: 3’

No es difícil acordarse del clásico single de Iron Maiden “2 Minutes to Midnight”, que vio la luz como tal en agosto de 1984 y que forma parte del quinto álbum del conjunto, 'Powerslave'. Sin embargo, lo que muy poca gente recuerda, es la cara B de aquel single. 

En primer lugar, esta “cara oculta” contenía una versión de un tema de 1974, “Raibow's Gold”, originalmente interpretado por la banda Beckett. Hasta ahí todo normal. Sin embargo, los más avispados se dieron cuenta de que también había un tercer track, llamado “Mission From 'Arry”, que se acabó convirtiendo en una de las curiosidades más divertidas de la historia de la banda. 

Grabada en una máquina portátil sostenida por Bruce Dickinson, la “canción” no es más que una ávida discusión tras bambalinas entre Steve Harris y el batería Nicko McBrain, que acababa de entrar al conjunto en el momento en el que se produjo este enfrentamiento. El 18 de agosto de 1983,  en la ciudad de Allentown, Pennsilvania, Harris tuvo un problema técnico con el rig de su bajo, y le dijo a un “roadie” que le dijera al batería que extendiera su solo, de manera que el bajista tuviera algo más de tiempo para arreglar el contratiempo. El problema vino cuando el roadie tuvo que pasar el mensaje, dado que tenía muy poca experiencia con este tipo de problemas.

Era el chico nuevo de la banda, tenía que hacer un solo de batería y me puse a ello. Steve Harris mandó a un chaval a decirle a Mike, mi técnico, que lo alargara. Pero no se lo dijo a él, se lo dijo a uno de los operadores de la grúa, un tío llamado Paul que ya no está con nosotros, como para preguntarse por qué. En cualquier caso, le dijo que me comunicara que tenía que extender mi solo de batería”, recordaba McBrain en 1990. “Estoy tocando toda esa mierda y me da un golpecito en la espalda y me dice: '¡Oye!'. Yo le respondo, '¿qué?' y él me dice '¡Oye! ¡Blah-hah-hey!' y yo le contesto '¿qué?'. Y el me dice 'Hoi-oi-oi-ou'. ¡Le dije que se fuera a la mierda! ¡Cómo me cabreó!”. 

Después del show, McBrain, furioso, le cantó las cuarenta a Paul, solo para que Harris le exigiera que pidiera perdón al técnico, lo cual el batería no tenía intención de hacer. Eso llevó a una discusión de, por lo menos 20 minutos. 

Todo se calmó”, recuerda McBrain. “Y entonces aparece Bruce con una maldita grabadora en su bolsillo de atrás y dijo: '¡Oye, Nick! ¿Y si te hubiera intentado decirte que el equipo de luces estaba a punto de caer en tu cabeza'. Y yo le contesté: 'No empieces otra vez'. Y Harris dijo: 'Tiene bastante razón, ¿no?'. Entonces comenzamos a discutir de nuevo y Bruce lo grabó”

Aparentemente, la discusión es una repetición de la primera, que no fue grabada, aunque se puede escuchar a Dickinson durante la grabación. Lo que está claro es que Paul no lo hizo bien en su intento de ayudar a la banda y que, de hecho, tal y como recuerda el batería, lo empeoró, porque provocó que McBrain fallara durante su solo de batería. 

Durante la grabación, los tres discuten sobre la posibilidad de que, en lugar de haber sido un problema con el bajo, hubiera existido un problema real. Todos se meten y se lía una buena. 

“Hoy en día, algunos de vosotros pensáis que esto era algo coreografiado para entreteneros, chicos y chicas. Pues buenom os puedo decir que no lo era. Fue, de hecho, la única maldita discusión que nunca he tenido con Steve Harris. Después de esta locura, pensamos que sería divertido dejaros escucharlo”, finalizó Steve Harris. 

¿Y cómo sonó todo al final? Pues así: 

RockFM