El día que "Layla" se compuso y el triangulo amoroso detrás del tema

Una de las canciones más conocidas de Eric Clapton también es una de las más dolorosas 
ctv-6s4-clapton-boyd-harrison

Tiempo de lectura: 3’

En 1970, Eric Clapton, quien ya había formado parte de Cream, se resistía a lanzar su carrera en solitario, tocando bajo el nombre de Derek & the Dominos. La banda sólo duró un año y lanzó un único disco de estudio, 'Layla And Other Assorted Love Songs'. El plástico no tuvo mucho éxito comercial en un principio pero el single “Layla”, acabó convirtiéndose en una de las canciones más notorias del guitarrista. Sin embargo, la canción tiene una increíble historia detrás, un triángulo amoroso entre Clapton, el ex-Beatle George Harrison y su mujer, Patty. 

Harrison y Eric eran grandes amigos, pero pronto un gran problema surgiría entre ellos, el guitarrista se enamoraría de la mujer del Beatle, Patty, con quien comenzó a tener una aventura. Por supuesto, para gente tan famosa como ellos, era muy difícil esconderse del ojo público, así que más de una persona se acabó enterando del tormentoso affaire que ambos tenían. Harrison, sin embargo, parecía permanecer indiferente ante la situación. 

Fue en aquel momento cuando, loco de amor, Clapton leyó un libro de poesía persa del siglo XII, 'Layla y Majnun', que le recordó a su situación. La historia trata de un hombre que se enamora de una mujer y le pide matrimonio. Sin embargo, sus padres se niegan a dejarles estar juntos y Majnun acaba perdiendo la cabeza. Esta historia fue el germen de “Layla”, puesto que, aunque la situación del guitarrista no era exactamente la misma que la del personaje, el amor prohibido era un elemento común en ambas. 

La idea del riff de la canción fue del legendario Duane Allman, que acabó colaborando en la grabación del disco. Sin embargo, el integrante de Allman Brothers no viviría para ver cómo se convertía en un hit a lo largo de los años, ya que moriría en un accidente de motocicleta en 1971. Sea como fuere, Eric Clapton grabó una maqueta de la canción y, en una de sus escapadas, se la enseñó a Patty y eso sólo sirvió para que ambos sucumbieran aún más ante su pasión. 

Por suerte para Clapton, las cosas empezaron a ir mal entre Geroge Harrison y su mujer hasta el punto de que acabaron divorciándose. Al final, el guitarrista acabó casándose con Patty e incluso el mismo George, junto a Ringo Starr y Paul McCartney acabaron tocando en la boda, que se celebró en 1979. Sin embargo, y pese a este final feliz, el matrimonio de la pareja no duraría mucho, puesto que en 1985, Clapton acabó dejando a Patty por la actiz Lory Del Santo. 

Aún con todo, Patty inspiró dos canciones más después de “Layla”. La primera fue “Wonderful Tonight”. El tema, según cuenta ella, fue compuesto por Clapton mientras esperaba a que ella se vistiera y peinara para ir a una fiesta. Patty estaba tardando muchísimo y no estaba satisfecha con cómo se veía. Cuando llegó junto a su marido, él le tocó la canción. La segunda fue “Old Love”, un tema que habla sobre su ruptura definitiva que llegó con su divorcio en 1988. 

Pese a que la canción fue un éxito con el paso de los años, en un principio fue ignorada por culpa, en gran parte, de la falta de promoción de la discográfica de Clapton, cuyos directivos supusieron que no necesitaría apoyo publicitario tratándose de un músico tan reputado. Esto le causó una gran depresión al guitarrista, que, encima, acabó disolviendo la banda tras discutir con el batería Jim Gordon, quien, por cierto, fue responsable de componer la parte del piano de la canción. Los problemas mentales de Gordon, una esquizofrenia paranoide, le llevaron a acabar asesinando a su madre, siendo encerrado en la cárcel por tiempo indefinido. 

En cualquier caso, con desgracias o sin ellas, “Layla” siempre representará una ferviente y exacerbada declaración de amor de un guitarrista desesperado hacia la mujer de uno de sus mejores amigos. Considerar si el final de la historia fue o no feliz, depende de cómo lo interprete cada uno.   

RockFM