El día que Led Zeppelin "reventaron" el Pontiac Silverdrome

Recordamos como un 29 de abril de 1977, la banda estableció un nuevo récord de asistencia a un concierto. Tuvo lugar en el marco de su última gira por USA
ctv-ncz-zeppelin
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Dos años antes de que Led Zeppelin estrenaran un nuevo récord en su carrera en 1977, The Who ya habían firmado unas cifras escandalosas en el mismo recinto. La banda brindó en 1975 el concierto que inauguraba el Pontiac Silverdrome de Detroit,, con el que The Who juntaron a 76 mil personas en el recinto. Led Zeppelin superaron ssa cifra en algo más de mil personas (se estima que fueron 77.279). 

Leyendo algunos comentarios de fans que asistieron al concierto, hay una que me llamó especialmente la atención: "Siempre recordaré aquel concierto. Fue el primer gran concierto de rock. La banda llegó tarde debido a una tormenta de nieve que les pilló en Cleveland. No se subieron al escenario hastya la media noche, pero la espera mereció la pena". Hay otras reseñas hablan de hogueras en medio del recinto, hechas prendiendo cartones, bengalas y petardos que parecían dinamita. 

Aquel concierto, así como el resto de la gira, debió ser muy especial. En el caso del Pontiac Silverdrome no solo por la cantidad de público asistente sino, también, porque será la última gran gira que la banda ofrecería en Estados Unidos. Peter Grant, mánager del grupo, concibió la gira como la demostración definitiva de que Led Zeppelin era la banda más grande de la década: Se estima que vendieron, a lo largo de los 44 conciertos del tour, 1.3 millones de entradas. 

Lo cierto es que la gira en sí misma merece un artículo en sí misma. Pero por recordar un poco el contexto en el que tuvo lugar, podemos traer algunos datos. Por ejemplo, el grupo permitió que un grupo de periodistas viajara con ellos durante parte del tour. Ahora bien, las reglas estaban claras: 

1) Nunca hables con nadie de la banda, a menos que se dirijan a ti primero.
2) No establezacas contacto visual con John Bonham. Es por tu propia seguridad.
3) No hables con Peter Grant o Richard Cole bajo ninguna circunstancia.
4) Manten tu grabadora apagada en todo momento, salvo durante una entrevista.
5) No hagas preguntas que no estén relacionadas con la música.
6) Lo más imporante de todo: el grupo lee todo lo que se escribe sobre ellos, y a la banda ni le gusta la prensa ni confían en ella.

El 24 de julio de 1977, Led Zeppelin ofrecieron su último concierto en Estados Unidos. La actuación fue la segunda que brindaban en el Oakland–Alameda County Coliseum. Después de la actuación, Robert Plant recibió la notificación de que su hijo Karac, de cinco años, había fallecido como consecuencia de una infección estomacal. Al tormento por el que pasaba Plant y su familia se unió el hecho de que solo John Bonham fuera a verle es esos momentos: "Durante los momentos más oscuros de mi vida, cuando perdí a mi hijo y mi familia estaba destrozada, Bonzo fue el único que vino a verme. Los otros eran chicos del sur (de Inglaterra) y no tuvieron el mismo tipo de formas que las que tenemos aquí en el norte, con las que ofrecer consuelo en estos momentos tan delicados".



 

RockFM