ROCKUMENTALES

Ese viejo no viejo llamado Iggy Pop

Hace unos días, La Iguana de Detroit cumplió 73 años en plena pandemia y recordamos sus inicios con el documental ‘Gimme Danger’ de los Stooges.
Imagen de la portada de 'Gimme Danger'.

 

RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Quizás no lo sepas, pero Iggy Pop además de músico es actor. De hecho, conoció a Jim Jarmusch en los rodajes de ‘Dead Man’ y ‘Coffee And Cigarettes’, y en 2008 le pidió un documental sobre The Stooges viendo el resultado que tuvo ‘Year Of The Horse’ sobre la gira de Neil Young y Crazy Horse de 1996. Así, tras ocho años buscando financiación y sobre todo imágenes de archivo dignas, ‘Gimme Danger’ fue estrenado en la sección ‘Midnight Screenings’ (“Exhibiciones de Medianoche”) del Festival de Cannes de 2016.

Narrado por el propio Iggy Pop, ‘Gimme Danger’ es un regalo para los ojos, ya que, en lo estrictamente estético, mezcla el movimiento punk con imágenes de animación del cómic independiente de la época e incluso añade fotogramas de ElvisMarlon BrandoLa Familia Adams, con pinturas barrocas de Caravaggio (muy del gusto de su director).

Según dijo en su día el propio Jim Jarmusch, más que un documental, ‘Gimme Danger’ “es un ensayo o una carta de amor”. Por su parte, después de su estreno, Iggy Pop se dio cuenta de que es “un producto de aquellos tiempos”. Porque la vida que muestra el documental es una ¿vida? en la que las drogas siempre formaron parte del paisaje. 

El éxito que nunca fue tal
Quien busque objetividad en el documental ‘Gimme Danger’, que ni se le ocurra darle al play. Porque ya al principio del mismo, Jim Jarmusch sentencia que los Stooges son “la mejor banda de rock’n’roll de todos los tiempos”. Pero, aunque ahora se hable de grupo de Iggy Pop, como una de las bandas más influyentes de la historia del rock, la verdad es que se comieron bastante los mocos con sus primeros tres discos breando además con un público que se mostraba indiferente (o directamente hostil) ante las performances kamikazes de La Iguana de Detroit. Por eso, a pesar de dar tanto que hablar gracias a la actitud salvaje y provocadora de Iggy Pop, las aciagas críticas de todo lo que hacían, así como las presiones de Elektra Records y su caída en picado hacia el infierno de las drogas, acabaron con la disolución de la banda, cinco años después de firmar su contrato discográfico en 1969. Quizás por eso, el momento culminante del documental es el que muestra muchos homenajes, en forma de versiones, de “bandazas” deudoras de los Stooges con “I Wanna Be Your Dog”.

Una historia intermitente
En septiembre de 1971, Iggy Pop conoció a David Bowie y por intercesión del Duque Blanco, su discográfica [Columbia Records] contrató a los Stooges para publicar una piedra fundacional del punk-rock, como fue ‘Raw Power’. Lamentablemente, dicha obra maestra tuvo una repercusión tan pobre como los otros dos discos del grupo, mientras la formación estaba embarcada en una frenética gira de presentación, compaginada además con las grabaciones del que hubiese sido su cuarto disco probablemente, si la adicción a la heroína de Iggy Pop no hubiera precipitado la disolución del grupo. Para sorpresa de propios y extraños, y cuando nadie pronosticaba una reunión de la banda, los Stooges volvieron en el año 2003 reformando su formación original, con Mike Watt al bajo sustituyendo al difunto Dave Alexander. En 2007, el grupo publicó su cuarto álbum de estudio ‘The Weirdness’ pero menos de dos años más tarde murió su batería original Scott Asheton, aunque para su quinto y último disco hasta la fecha, ‘Ready To Die’, la formación contó con la guitarra de James Williamson, co-autor junto a Iggy Pop y David Bowie de todas las canciones de ‘Raw Power’. Eso fue el 30 de abril de 2013. Después de su publicación, la banda desapareció del mapa hasta la fecha. Porque aunque Iggy cumplió 73 años el 21 de abril en plena pandemia, ya sabes que es “el viejo no viejo” y nunca se sabe con él.

RockFM