La estafa de “Ballad of Jimi”, la canción que “predijo” la muerte de Jimi Hendrix

Nuestra historia comienza con Hendrix firmando con una discográfica independiente
ctv-zyj-file-f22af462-b347-baa7-febf-1061d3c60bc2

Tiempo de lectura: 3’

Antes de Woodstock, antes del Monterey Pop Festival, Jimi Hendrix no era la brillante estrella que todo el mundo conocía. Durante los años previos a su fama, el guitarrista hacía las veces de escudero de otras figuras, como Little Richard, tocando en directo y trabajando como músico de estudio, un trabajo que le permitía vivir de la música mientras trabajaba, poco a poco, en el material que le llevaría a la fama. Fue en 1965 cuando Hendrix conoció a Curtis Knight, un cantante de R&B en cuya banda, The Squires, acabaría tocando durante un tiempo. 

Ambos hicieron buenas migas en octubre de aquel año, llegando a grabar junto. Entonces, Knight presentó a Hendrix ante Ed Chalpin, un productor que tenía un sello discográfico independiente. Jimi, entonces, firmó un contrato de tres años de duración por la ridícula cantidad de un dólar, algo de lo que acabaría arrepintiéndose y llevándole a librar varias batallas legales tanto durante su vída como años después de su muerte. 

ctv-8ig-ballad-of-jimi

Cuando el guitarrista consiguió llegar a la fama, Chalpin cedió los derechos de las canciones de Knight en las que tocaba Hendrix a una gran cantidad de discográficas para sacar singles y álbumes. El guitarrista y los derechos que había cedido eran una mina de oro, y los redondos se empezaron a distribuir por todo el mundo. En aquellos álbumes, casi siempre solía haber una canción, “Ballad of Jimi”, que apareció en lanzamientos como 'Get That Feeling' de London Records. El larga duración estaba firmado por “Jimi Hendrix y Curtis Knight” y tenía una foto de Jimi tocando en Moterey Pop en la portada. En definitiva, era una manera de llamar la atención con la imagen del guitarrista para vender más ejemplares. 

Knight firmaba el tema, conocido tanto como “The Ballad of Jimmy” como “The Ballad of Jimi” y como “My Best Friend”. La canción habla de dos amigos a los que le gusta la misma chica. Ella sale con el mejor amigo del protagonista, que es quien narra la historia cantando, pero él muere en un accidente de coche después de la primera cita. Después, cinco años después de su muerte, ella se casa con él. 

En julio y agosto de 1967, Hendrix grabó algunas pistas para la canción. Las cosas estaban tensas y, al mismo tiempo, Chalpin intentaba que no saliera el material nuevo de Jimi Hendrix Experience. En aquella sesión, se puede escuchar al guitarrista diciéndole al productor que no puede usar su nombre, en relación aquella grabación. 

ctv-hkr-jimi-hendrix-chalpin-knight

El 18 de septiembre de 1970, Jimi Hendrix murió y, poco después, el dúo de Knight y Chaplin se fueron al estudio para grabar una nueva pista de voz para la canción. Ahora, el tema hablaba de un joven guitarrista que había conseguido ver su propia muerte, a cinco años de distancia. Para demostrar que el track se había grabado en 1965, ambos presentaron una hoja del estudio de grabación con fecha del 18 de septiembre de aquel año. Era el plan perfecto para aprovecharse de la memoria del guitarrista y sacar dinero de paso. 

ctv-2sn-hoja-jimi-hendrix-1965

La realidad es que Hendrix grabó por primera vez con aquellos dos en 1965, pero en octubre, no en septiembre. Además, “Ballad of Jimi” ya llevaba muchos años en el mercado como parte de diferentes discos, así que el tema de la letra iba a ser difícil de colar. Se podría decir que el tema de la boda, cinco años después, podría ser una predicción de Hendrix y, de esa manera, todo sería verdad, ¿no? La guitarra de Jimi nos da la pista definitiva para desmontar aquella estafa. Y es que durante la canción, Hendrix utiliza un pedal wah-wah, los cuales no fueron puestos a la venta hasta 1967, después de la fecha en la que se afirmaba que se grabó la canción. 

Al final, todo se trató de un timo de dos personas que intentaron aprovecharse de la memoria de Jimi. Por suerte, a día de hoy, los herederos del guitarrista tienen todos los derechos sobre su música, incluída de esta etapa. Nadie más intentará falsear destellos de muerte, al menos en lo que al legado del mejor guitarrista de la historia se refiere. 

RockFM