LIBROS DEL ROCK

La eterna huida hacia delante de Bruce Springsteen

Seas o no fan del Boss, te recomendamos su autobiografía ‘Born To Run’ para recordar aquello de que “nos caemos para aprender a levantarnos”.
Imagen de la portada del libro de Bruce Springsteen

 

RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Hace dos meses, Bruce Springsteen llamó a Jennifer López para agradecerle su guiño al “Born In The USA” durante la última Super Bowl. Y fue después de su actuación en tan magno evento (en 2009) cuando Springsteen decidió que iba a escribir sus memorias. 

Antes de la publicación de este libro, los fans de Bruce ya sabíamos algo del origen del músico de Nueva Jersey, pero conocíamos muy pocos detalles de su infancia y de su familia. Quizás por eso, cuando se publicó ‘Born To Run’, lo que más destacaron la mayoría de los medios fue la difícil relación de Bruce Springsteen con su padre.

Pero en estos días, yo personalmente te recomiendo esta autobiografía porque el Boss es, precisamente, sinónimo de superación, según confiesa él mismo en este “libraco”.

Sexo, drogas y rock and roll 
Frío, distante, estricto… Así era el padre de Bruce Springsteen y su relación con él forjó una personalidad muy fuerte, pero con grandes carencias emocionales como reconoce él mismo en el libro. Aunque como no hay mal que por bien no venga quizá la adicción al alcohol de su padre hizo que el músico siempre mirara con recelo a todas las drogas –las duras y las blandas– por miedo a sus efectos. Tanto es así, que Bruce no fue como público, con casi veinte años, al festival de Woodstock para evitar caer en la tentación.

Solo ante el peligro
La familia de Springsteen tenía raíces italianas e irlandesas, y su capacidad económica era muy limitada. Seguramente por eso, el Boss habla en el libro de su madre Adele como “la heroína de toda la historia”. Y es que Adele Springsteen pidió 60 dólares prestados para comprarle su primera guitarra a su hijo. Eso sí, cuando sus padres decidieron irse a vivir a California, Bruce se dio cuenta de que estaba solo en su cruzada por convertirse en el músico que quería ser. En aquel momento, tenía solamente 19 años, pero su autoconfianza le hizo llegar a donde quería llegar.

Adiós al anonimato para siempre
De forma cronológica, Bruce Springsteen nos cuenta en ‘Born To Run’ como hizo cada uno de sus discos, con sus correspondientes anécdotas e incluso con su intermitente relación con la E-Street Band. Sin embargo, el Boss hace hincapié en el que el disco clave que marcó un antes y un después en su vida fue precisamente el que sirvió también de título para sus memorias: ‘Born To Run’. Con él, Bruce dejó atrás el anonimato de su infancia y adolescencia, para convertirse en el artista que es.

A vueltas con la depresión
Cuando se publicó esta autobiografía, además de la diferencia de caracteres con su padre, la mayoría de reseñas hacían referencia a la tendencia a la depresión de su autor. Hasta entonces, poco o nada se sabía de esto, cuando precisamente Bruce Springsteen es la viva imagen de la fortaleza y la esperanza. Pero como las estrellas del rock también son personas como tú y como yo, en su libro el Boss cuenta incluso como Patti Scialfa le llevó al médico una vez para pedirle medicación contra sus depresiones. 

Padre e hijo, además de “jefe”
Gracias a este libro, también supimos que, hasta que no llegó Patti Scialfa a su vida, la historia personal de Bruce Springsteen había sido una constante huida hacia adelante, sobre todo en cuanto a relaciones personales. Pero su predisposición al aislamiento y al narcisismo de algunas épocas de su vida, se acabaron en el momento en el que fue padre, hasta el punto en el que también cambió su relación con sus propios padres…

RockFM