Fallece Mick Rock, el único fotógrafo que hacía honor a su apellido

Nos deja el legendario fotográfo que capturó algunas de las imágenes más emblemáticas de los mitos del rock.
Mick Rock en 'Shot!'

 

Tiempo de lectura: 3’

Tal y como informa Ultimate Classic Rock, Mick Rock, el legendario fotógrafo de (valga la redundancia) las estrellas del rock, ha fallecido a los 72 años de edad.

La noticia ha sido confirmada en las redes sociales del propio Rock: “Con pesar en nuestro corazones, tenemos que compartir la noticia de que nuestro amado renegado psicodélico, Mick Rock, ha emprendido el viaje junguiano hacia el otro lado. Aquellos que han tenido el placer de existir en su órbita saben que Mick siempre fue mucho más que 'El hombre que fotografió los 70'. Era un poeta fotográfico, una verdadera fuerza de la naturaleza que pasó su vida haciendo exactamente lo que amaba, siempre a su manera deliciosamente escandalosa”.

Para rendirle nuestro particular homenaje, recordamos este artículo sobre el ya histórico fotógrafo que realizó el año pasado Raúl Carnicero:

El fotógrafo del rock que se apellida realmente “Rock” y que merece apellidarse “Rock”

“Me encanta tu nombre. ¡No puede ser real!”, le dice David Bowie a Mick Rock en una de las grabaciones que aparecen en el documental ‘Shot! The Psycho-Spiritual Mantra of Rock’. Pero sí, Michael David Rock se apellida realmente “Rock”, actualmente tiene 72 años y a los 48 estuvo a punto de morir… Así arranca su historia; con el fotógrafo mirándose a sí mismo en una camilla, mientras varios médicos intentan reanimarle.

Eso le ocurrió en Nueva York en 1996, cuando debido a su adicción a la cocaína, hasta tres infartos consecutivos casi le cuestan la vida. Pero lejos de arrepentirse de todos sus excesos como “El hombre que fotografió los 70”, Mick Rock cree en el destino y que con ese apellido sólo podía vivir la trinidad del “sexo, drogas y rock and roll”…

Antes de codearse con David Bowie, Lou Reed o Iggy Pop, entre muchos otros, Mick Rock estudió en la Escuela Caius de Cambridge, en un momento en el que hasta los estudiantes de la prestigiosa universidad inglesa estaban dispuestos a expandir su conciencia y a experimentar abiertamente con drogas como el LSD. De ahí quizás, que el primer artista retratado por Mick Rock del que se habla en el documental sea Syd Barret de Pink Floyd, cuando fue fotografiado para su debut en solitario.

La “felación” de Bowie
“David dice que tú lo ves como él se ve”. Esto es lo que le dijeron a Mick Rock desde la oficina de David Bowie y a partir de aquel momento, el fotógrafo se convirtió en su sombra. De hecho, más allá de la fotografía, su mano también está detrás de los videoclips de “Life On Mars” y “The Jean Genie”. Pero si hay algo por lo que el fotógrafo pasará a la historia es por haber sido el autor de una instantánea escandalosa; aquella en la que “El Duque Blanco” mordía las cuerdas de su guitarrista Mick Ronson, de rodillas, insinuando una felación en 1972.



El “error” con Lou Reed
Otra de las fotografías legendarias de Mick Rock surgió gracias a un error. La cosa es que al inglés le costó mucho cogerle el punto a la fotografía de concierto. La falta de luz desenfocaba sus instantáneas, pero ese desenfoque sirvió para ilustrar la icónica portada del ‘Transformer’ de Lou Reed. Y ésta no fue la única foto de directo de Mick que se usó en una portada, ya que la del ‘Raw Power” de los Stooges también es suya.



Marlene Dietrich y Queen
En su documental biográfico, Mick Rock presume de que Queen lo buscaron a él y no al revés. La universal portada de su ‘Queen II’ fue idea del fotógrafo, cuando vio una foto de Marlene Dietrich con las manos cruzadas y pidió a Freddie Mercury que la imitara, siendo una imagen que el grupo usó luego para el vídeo de “Bohemian Rhapsody”.



Blondie y el olvido
En un momento de su vida, Mick Rock tuvo que elegir entre irse a Berlín con David Bowie o a Nueva York con su “estúpido” punk (según el fotógrafo)… El inglés eligió Nueva York, y mientas la cocaína le hacía estar despierto durante días, retrataba a unos -según él- “grotescos” Ramones y a la “Marilyn Monroe del Rock and Roll”; a Debbie Harry de Blondie. En los años ochenta, Mick Rock trabajó con Mötley Crüe y con el ex guitarrista de Kiss, Ace Frehley, hasta que su teléfono dejó de sonar y su corazón de latir. Pero tras su “resurrección”, delante de la cámara de Mick ya han pasado artistas como Lenny Kravitz, Josh Homme (de Queens Of The Stone Age) o los Black Keys, entre muchos otros que se lo rifan a día de hoy, dicho sea de paso.

ctv-sae-3---copia---copia

RockFM