Foo Fighters y la canción que podría haber marcado el final de la banda: así nació “Times Like These”

El clásico del 'One By One' habla, de forma clara, sobre el momento en el que se encontraba la banda

Tiempo de lectura: 3’

Si eres fan de Foo Fighters, es casi imposible que no conozcas “Times Like These”, uno de sus himnos más celebrados tanto en su versión eléctrica como en su posterior y maravillosa interpretación acústica. Lo que puede que no sepas es que, durante la factura del tema, la banda estuvo realmente cerca de romper.



El cuarto disco de la banda, 'One By One', estuvo marcado por la tragedia personal, en especial el divorcio de Dave Grohl y la sobredosis que sufrió Taylor Hawkins. Las sesiones de grabación del álbum fueron, básicamente, una tortura para los Foo Fighters.

El guitarrista Chris Shiflett, que había entrado al grupo en 1999, percibió todo ese malestar entre sus compañeros de banda. "Fue muy confuso para mí", confesó años después a Apple Music. "Me decía a mí mismo: '¿Qué está pasando? Este es el disco más raro que he hecho nunca'".

El fallecido Hawkins lo recordó con la siguiente frase: "Todavía estábamos intentando averiguar cómo seguir siendo una banda. El disco que hicimos sonaba un poco improvisado".

Dave Grohl, para colmo, acababa de grabar las baterías de 'Songs for the Deaf', el tercer disco de Queens of the Stone Age. Viendo que se lo había pasado mejor con ellos y que sufría grabando con Foo Fighters, Dave decidió paralizar el proyecto. Pero eso no fue todo.

El líder de Foo Fighters aceptó una oferta para salir de gira con la banda de Josh Homme, dejando, por sorpresa, a su conjunto en un peligroso “limbo”, tal y como lo acabaría describiendo el bajista Nate Mendel.

El que peor se lo tomó fue Hawkins, aún recuperándose de los graves problemas que le atormentaban. Para Taylor, la espantada de Grohl se sintió como si un amigo te dejara tirado cuando más le necesitas.

"Pasé por un trauma horrible y se suponía que debía alegrarme de que Dave se lo estuviera pasando tan bien (con Queens of the Stone Age)", recordó Hawkins en el documental 'Back and Forth'. "Pero no lo estaba. No estaba feliz de que se fuera a tocar con otra banda. ¿Por qué iba a alegrarme por eso?".

Un concierto que lo cambió todo

Pero Foo Fighters aún tenían que ofrecer un último show antes de, como mínimo, dejarlo un tiempo. Coachella 2002 era el escenario programado para la que podía ser la última actuación de la banda. Fue en los ensayos para aquel show cuando Grohl tocó, por primera vez, la idea que se acabaría convirtiendo en “Times Like These”.



"Literalmente, la primera vez que la tocamos fue en un ensayo en Mates (locales de ensayo)", recordaría Shiflett más tarde, "y todos nos enzarzamos en una gran discusión. Y quizá fue lo más cerca que estuvo el grupo de separarse".



Hawkins recordó que Grohl le dijo: "Eres un puto gilipollas, y si no te gusta, puedes irte de una puta vez". El batería aseguró que lo haría. "Tan pronto como toquemos en Coachella y terminemos este disco, hagamos los compromisos que tengamos, entonces me iré", respondió Hawkins. "Si los Foo Fighters rompen, los Foo Fighters rompen. Y me parece bien".

Y así fue... más o menos. El show de Coachella fue bueno, tan bueno que la banda decidió, en lugar de romper, darse un tiempo de forma indefinida. Aún podían cortar definitivamente, pero probar a dejarse espacio les acabó funcionando, básicamente, porque Dave acabó dándose cuenta de lo mucho que valoraba a sus compañeros.

Y así, nació una letra que todos recordamos. "'Times Like These' fue escrita básicamente sobre la desaparición de la banda durante esos dos o tres meses y yo sintiendo que no era del todo yo mismo", explicó Grohl en el documental 'Back and Forth'. "Pensé: 'Vale, no he terminado de estar en la banda. No sé si ellos sí, pero yo no'".

Al volver a juntarse, todo encajó para los Foo Fighters. 'One By One' se completó en tan solo 12 días. “Times Like These”, como todos sabemos, se convertiría en un hit comercial y, al mismo tiempo, ayudaría a la banda a vender aún más copias de su LP.

A día de hoy, la banda la sigue tocando. ¿La última vez? En los preciosos homenajes a Taylor Hawkins. Una vez más, venían tiempos raros, pero, si algo han demostrado los Foo Fighters, es que nunca les faltará la fuerza para seguir adelante.

No te olvides

Escucha RockFM en directo a través de la radio, desde RockFM.fm, nuestra app en Android y iOS y a través de TDT. Además, aquí encontrarás la mejor información sobre las bandas de rock de ayer y de hoy, redescubrirás los grandes clásicos que marcaron época y todo lo que no conocías sobre el género. Despiértate cada mañana con el rock y la diversión que te traen "El Pirata y su banda" y "El Francotirarock", disfruta de Una hora de rock sin pausa con Marta Vázquez, Carlos Medina y Saulo, los estrenos y entrevistas del "RockFM motel" y programas de autor como "El decálogo de Mariskal" -en el que descubrirás las diez grandes joyas de las temáticas más insospechadas-.

Cada jueves por la noche podrás disfrutar de la visión única de Alejo Stivel, líder de Tequila, en "Música para animales", y el fin de semana subimos el volumen de la mano de Diego Cardeña, Raquel Piqueras, Nano Jaquotot y de nuestra "Rock party", con la que la fiesta está servida el sábado por la noche. Para finalizar la semana, no te pierdas los delirios del guitarrista de Bruce Springsteen en "Little Steven's Underground garage". RockFM, más que una radio, es un estilo de vida.

RockFM