El "golpe de estado" de Guns N' Roses o cómo Axl despidió a Slash

Un 31 de octubre de 1996, Axl Rose confirmó que Slash ya no era parte de Guns N' Roses
El "golpe de estado" de Guns N' Roses o cómo Axl despidió a Slash

 

Tiempo de lectura: 4’

Para finales del otoño de 1996, la especulación que venía sonando desde hacía meses se terminó de confirmar, Axl Rose anunciaba que Slash ya no era parte de Guns N' Roses. Sin embargo, el problema venía de lejos. 

La estabilidad en el seno de la banda llevaba mucho tiempo en cuestión y, lo que un día había sido un grupo, se estaba desmoronando cada vez más rápido. En 1991, los dos discos de 'Use Your Illusion' habían sido un éxito sin precedentes. No solo los dos redondos estaban repletos de clásicos, sino que las ventas también habían sido un completo éxito. Pese a todo, los problemas personales de la banda estaban eclipsando todas las buenas noticias. Ya en 1990, Steven Adler había sido despedido de la formación. Tan solo unos años después, Izzy Stradlin, guitarrista del conjunto, había sido, también despedido. Un despótico Axl Rose se hacía, por segundos, con cada vez más poder en la banda y, como en todas las dictaduras, eso llevaba a que el futuro del conjunto estuviera en manos de los venazos del cantante, que, como todos sabemos, no era conocido, precisamente, por su buen temperamento. 

Slash, mientras tanto, no estaba precisamente feliz con Guns N' Roses y había emprendido un camino que, como ya le había sucedido a Gilby Clarke, enfurecía a Axl: había comenzado a hacer música por su propia cuenta. La salida de 'It's Five O'Clock Somewhere', el primer álbum de Slash's Snakepit, que además contaba con Matt Sorum y el anteriormente mencionado Clarke, avivó los rumores sobre la salida iminente del guitarrista, uno de los pilares de la banda californiana. 

Gran parte del problema, de hecho, venía por el despido de Clarke, al que Axl había despedido por su propia cuenta y riesgo, sin consultar a ninguno de los otros miembros de la banda. Para empeorar las cosas, el cantante había elegido a su reemplazo, Paul "Huge" Tobias, pese a que Slash no estaba de acuerdo con su fichaje, dado que no tenían química juntos. Durante ese periodo de timpo, Guns N' Roses grabó su propia versión de "Sympathy for the Devil" para la película 'Interview With the Vampire', la cual, por cierto Slash odiaba y Axl amaba. Y es que el dúo no coincidía en nada. 

¿Esto fue todo? No, ni de lejos. Slash se enteró, poco después, que el Axl le había ordenado a Tobias que, durante la grabación, eclipsara algunas de las partes de su guitarra solista. "Eso fue la gota que colmó el vaso, había ordenado a otro guitarrista que grabara sobre mí sin decirme nada y esa era la falta de respeto más grande que pude soportar", recuerda Slash en sus memorias. "Me lavé las manos con esa cancón, me lavé las manos con Guns por el momento y me concentré en mis propias canciones y en mi propio proyecto", recuerda. 

Aunque el proyecto de Slash en solitario no tenía las dimensiones de Guns N' Roses, era la excusa perfecta para que el guitarrista se centrara en su música y no terminara de estallar contra sus compañeros. Sin embargo, las dos bandas compartían el mismo sello discográfico y este, Geffen Records, siempre iba a poner a Guns N' Roses por delante. ¿Qué significaba esto? Pues que, nada más sacar su nuevo disco, en lugar de salir de gira para presentarlo, Slash fue "obligado" a volver al estudio para trabajar en nueva música junto a Axl. 

Las cosas no habían mejorado en su ausencia y las sesiones de composición, dada la tensión que se respiraba, no fueron productivas en absoluto. Al mismo tiempo, Axl ya se había hecho con el ontrol de la banda. Y así llegamos hasta el día de Halloween de 1996, cuando MTV recibió un fax de Rose en el que se anunciaba lo siguiente: 


"¡En directo! Desde Buning Hills, California...

Dado el increíble entusiasmo y la actitud infatil...

1. No habrá un nuevo tour de Guns N' Roses
2. No habrá una web oficial de Guns N' Roses
3. No habrá nuevos vídeos de Guns N' Roses
4. No habrá nuevas camisetas ni similares de Guns N' Roses
5. No habrá un nuevo club de fans de Guns N' Roses 
6. Habrá un nuevo disco de Guns N' Roses con un mínimo de 12 temas con las grabaciones de tres caras B originales.

Nota: Si todo va bien esto se repetirá inmediatamente 

7. Pese a todo, Slash no tendrá la que ver con los nuevos proyectos de Guns N' Roses, dado que no ha estado envuelto en nuestra música desde abril de 1995, a excepción de en un breve periodo junto a Zakk Wylde y otro de dos semanas a finales de otoño del '95. Él (Slash) ha sido 'OFICIALMENTE y LEGALMENTE' despedido de Guns N' Roses desde el 31 de diciembre de 1995. 

Nada de esto ba cambiar sin una SUSPENSIÓN PERMANENTE de la 'ética laboral del pseudo músico de estudio". 

Con cariño, 
W. Axl Rose"

Las noticias no eran inesperadas, pero sí que fueron ruidosas. Ni Slash y ni Axl hicieron declaraciones, en bastante tiempo más allá de las notas de prensa. En la del guitarrista, curiosamente, se afirmaba que, si Axl y él resolvían sus diferencias, él estaba dispuesto a que volvieran a trabajar juntos. Nadie se esperaba que tuvieran que pasar 20 años hasta que aquello sucediese. 

"No iba a continuar en la nueva banda que Axl había montado y de la que ahora era el jefe. Los nuevos Guns N' Roses. Me dieron un contrato para, básicamente, unirme a aquel grupo, y me llevó 24 horas decidir que aquel era el final", explicó Slash tiempo después. A Duff McKagan, otro histórico de la formación, también se le ofreció lo mismo. Axl Rose había dado un golpe de estado en el conjunto. Mc Kagan nio tardaría en marcharse del conjunto poco tiempo después, en 1997. 

Durante el mucho tiempo que pasó hasta su reunión, sin embargo, salieron grandes cosas, sobre todo de los proyectos de Slash tanto en solitario como con Velvet Revolver y un 'Chinese Democracy' de Guns N' Roses que muchos aman y otros odian. No hay mal que por bien no venga y, aunque se tardara mucho, todo esto sirvió para que, a día de hoy, los Guns N' Roses "de toda la vida" puedan volver a subirse juntos a un escenario. 

RockFM