Héroes del Silencio y el sufrimiento de ser teloneros de Iron Maiden

Aunque no te lo creas, en 1996 Héroes del Silencio abrieron para los ingleses
La formación de Héroes del Silencio

 

Tiempo de lectura: 2’

Los '90 fueron una época convulsa para todos los fans del rock más clásico. Bandas clásicas como Judas Priest o los mismos Iron Maiden sufrieron, durante esta época, cambios en su formación que les llevaron a pasar por etapas musicales un tanto oscuras o, al menos, poco populares entre su público. Sin embargo, no hay que olvidar que durante aquellos años, también sucedieron cosas tan curiosas como su colaboración con nuestros Héroes del Silencio

Fue en 1996 cuando los de Enrique Bunbury telonearon a las leyendas inglesas, con Blaze Bayley al frente en aquel momento, en diferentes ocasiones. La primera fue la del festival Monsters of Rock, brutal evento en el que ya habían pasado algunas de las bandas más legendarias de la historia y que, en esta ocasión, se celebró en Brasil. Sin embargo, los maños no fueron bien recibidos por una audiencia a la que no le hizo ninguna gracia la música “mas suave” de la banda. De hecho, parte de la fanaticada llegó a arrojar objetos al escenario para intentar echar a los Héroes de las tablas. 

Puede que fuera peor cuando, el 29 de agosto de aquel mismo año, la formación tuvo a bien repetir su papel de teloneros de Iron Maiden en Santiago de Chile, ante una audiencia muy, muy hostil. ¿Por qué? Pues por una sencilla razón, si a los fans de los Maiden ya no les gustaba la música de la banda española, el hecho de que el vocalista hubiese atacado a los fans de la formación pocos días antes no hizo más que empeorar las cosas. 

Según cuenta la historia, nada más salir los Héroes del Silencio al escenario del Monumental de Santiago, una lluvia de escupitajos comenzó a caerles encima. Los fans estaban rabiosos, muy rabiosos, y se habían propuesto sabotear la actuación costara lo que costara. Sin embargo, de lo líquido se pasó a lo sólido y, para cuando los de Bunbury quisieron darse cuenta, más objetos comenzaron a caer sobre el escenario, con la mala suerte de que uno golpeó a Pedro Andreu en la cabeza. El concierto se acabó en aquel momento y el músico fue trasladado al hospital con una brecha. 

Por si eso fuera poco, al salir Iron Maiden al escenario la cosa no mejoró mucho y, dado que la gente echaba de menos al bueno de Dickinson, comenzaron a escupir (dichosa manía) a Blaze, lo cual enfureció sobremanera al bueno de Steve Harris y al resto de la compañía, que casi dieron el concierto por terminado. Al final, el concierto llegó hasta el final, pero nadie quedó contento, ni los fans ni la banda. 

Héroes del Silencio y Iron Maiden nunca volvieron a actuar juntos y, por suerte para algunos, los '90 pasaron y las cosas volvieron a la normalidad. Pocos de los presentes olvidarán, sin embargo, lo que pasó aquel oscuro verano. 

RockFM